Nueva polémica en el conflicto de las Campos: El cuento de nunca acabar

Los reproches y comentarios de Alejandra tras el ‘sí, quiero’ provocan una nueva crisis que deja claro que las rencillas con Borrego no están resueltas. La menor de las hermanas ha preferido no contestar «para no entrar en conflicto».

A boda de José Maria Almoguera (31), el mayor de los hijos de Carmen Borrego (55), ha despertado viejos fantasmas del pasado que el clan Campos no había enterrado. Seis meses después su mediática reconciliación en Navidad, la familia vuelve a vivir un nuevo enfrentamiento que comenzaba tan solo 24 horas después del enlace del nieto de Maria Teresa Campos (80), protagonizado por la comentada ausencia de Rocío Carrasco (45).

La encargada de abrir la caja de los truenos esta vez era Alejandra Rubio (22), quien afirmaba que había visto a su tía «super enfadada» durante la celebración por los comentarios y las tensiones vividas. «Al final es una boda, hay que disfrutar», le reprochaba la hija de Terelu (56), que también afirmaba que su «tía Rocío» si asistiría a su enlace y aprovechaba para criticar’ la decisión de su primo de vender la exclusiva, pasando así a ser un personaje conocido.

Unas palabras que su tía no paso por alto y a las que respondió molesta: «Ella no se quería dedicar a la televisión y ahí está y yo lo respeto. . .».

«SIEMPRE PASA ALGO»

Lejos de mostrarse arrepentida, Alejandra se defendía alegando que solo había dicho «lo que pensaba» y que si no hubiera sido por la boda, el enfrentamiento «habría saltado por otra cosa… siempre pasa algo».

Noticias en GATITAROSA >>>  Maria Teresa Campos: Una anciana en el olvido

Por si esto fuera poco, ‘Sálvame’ desvelaba que la joven, indignada por el dardo de su tía, le mando tres incendiarios mensajes» que dejan claro sobre Rocío Carrasco. Sin embargo, la gota que colmó el vaso del disgusto de Carmen fue, precisamente, la llamada de la hija de ‘la más grande‘, quien aseguró que ya le había dado explicaciones a Carmen y que «la verdadera hermandad» se demuestra cuando hay que nunca solucionaron lo que las enfrentaba.

«Estaba en una sala de reposo y se fue corriendo a llorar, era el mensaje de Alejandra. Se quedó temblando y desencajada, fue incapaz de contestar», reconoció impactado Jorge Javier Vásquez (51).

SIN ACLARAR LAS COSAS

Una vez más, era Terelu la que salía a mediar entre su hermana y su hija, reconociendo que siempre que la joven habla «sube el pan», al tiempo que calificaba de «desafortunado» su comen problemas y «no yendo a una boda».

De paso, confirmaba en directo lo que Alejandra ya había insinuado: que si iría al enlace de esta. Ante estos reproches y dardos, aunque en un primer momento la menor de las Campos mantuvo el tipo, acabó rompiéndose. «No lloro por mí, sino por mis hijos. Tú puedes ir a la boda que tú quieras. Aunque la que se ha montado, que digas que si irías a la de Alejandra, no me ha parecido bien… Me ha dolido».

Noticias en GATITAROSA >>>  Patricia Pardo y Joaquín Prat, premiados

Y añadía: «Yo no soy más ni menos que nadie, pero que se les haga de menos a mis hijos me duele en el alma». Un comentario que, para muchos, sostiene la teoría de que el origen de los problemas en el clan es que el papel de Borrego y sus vástagos en la familia no es tan notable como los de Alejandra o Terelu.

Hipótesis al margen, lo cierto es que la propia Carmen también reconocía que no iba a volver a contestar a su sobrina «para no entrar en conflicto». Una clara muestra de que la chispa entre ellas está preparada para prenderse en cualquier momento. Y es que ya lo auguró Alejandra en enero al quejarse en público de que, pese a la foto de la reconciliación con su madre y su tía, no habían hablado ni «aclarado nada».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: