La isla de las tentaciones: Rubén acusado falsamente de trabajar como gigoló de lujo

 

Según informaba JALEOS, el joven ofrecería sus servicios como gigoló de lujo y cobraría 400 euros la hora.

Su perfil aparececía en Elite Male by Julia Vega, una agencia “seria y discreta de escorts de lujo“.

 

La isla de las tentaciones, el reality que está siendo la revelación de Telecinco este enero, mostraba la primera infidelidad del programa.

Fani, la pareja de Christofer, sucumbía ante los encantos de Rubén Sánchez, el soltero que despertó el deseo en la concursante, pero según indicaban en “EL ESPAÑOL” y en “JALEOS” por lo que parecía, no era la única que había caído rendida a los pies del fornido concursante, porque según informaban “Rubén era un profesional de amor”  y ofrecía sus servicios a través de la compañía Elite Male by Julia Vega, una agencia “exclusiva, seria y discreta de escorts de lujo y acompañantes masculinos a nivel nacional e internacional”, pero…

Rubén NO es un profesional del amor.

Aunque en un primer momento la empresa aseguro que el joven que aparecía bajo el nombre de Rubén Madrid  era el mismísimo Ruben

Dentro de su ficha aparecían varias imágenes de él, las mismas que el concursante había subido a su perfil de Instagram, donde cuenta con más de 36.000 seguidores.

 

 

 

También aparece una pequeña descripción, el coste de sus servicios y las medidas de su cuerpo. “Raúl es un joven y atractivo deportista. Un asesor financiero que nos impresiona por su naturalidad y confianza en sí mismo. Un acompañante masculino con un ingenioso sentido del humor, elegante y muy seductor”, reza la web.

De la “noticia” se han hecho eco diferentes medios de comunicación de reconocido prestigio, entre ellos las ediciones digitales del diario MARCA y AS a los que hemos ya hemos avisado desde nuestra redacción

A LAS POCAS HORAS CAMBIAN LAS FOTOS Y LA PAGINA 

Por lo que parece, todo se debería a una usurpación de personalidad y a la utilización de fotos que no corresponden con los escorts reales.
En este caso, habrían cogido las fotos de Rubén de su propio instagram y las habrían colocado en la web de contactos.

Evidentemente sin el permiso del Rubén Sánchez

 

La misma página que la anterior después de cambiar las fotos y algunos datos

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: