La gran boda de los Alba

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini se dieron el ‘si quiero’

El palacio de Liria acogié el enlace aristocréticoy glamuroso de i los condes de Osomo, al que asistieron solo sus familiares més cercanosyamigos.

Hacía tiempo que no se celebraba una boda tan aristocrática como la que unió en matrimonio a Carlos Fitz-James Stuart (29), hijo pequeño de Carlos (72), duque de Alba, y Belén Corsini (33) el pasado 22 de mayo en el madrileño palacio de Liria, que engalanó sus jardines con flores naturales para acoger la ceremonia y la celebración posterior. Debido a las restricciones por la pandemia, la celebración fue muy íntima y los invitados eran familiares y amigos cercanos.

E1 novio eligió para este día tan especial el uniforme de gala de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, pero, como en todas las bodas, el secreto mejor guardado fue el traje de la novia, que ha sido alabado por todos los expertos en moda por su elegancia.

Belén escogió un diseño de Corte imperio con mangas abullonadas y una larga cola indepeniente y durante la ceremonia religiosa cubrió su cabello con un velo en tul plumeti.

En vez de lucir una tiara del joyero de los Alba, la joven prefirió prender el velo con un original pasador joya en la base de su coleta y completó su ‘look’ con unos pendientes de brillantes de su abuela materna.

DERROCHE DE ESTILO

La condesa de Osorno siempre ha destacado por su discreción y naturalidad, pese a ser hija de una de las fortunas inmobiliarias de nuestro país, y el día de su boda aposté por las mismas premisas, lo que la convirtió en una de las novias más bellas que se recuerdan, tal y como ha destacado toda la prensa internacional.

Y lo cierto es que el ‘glamour’ fue la nota dominante de esta boda. Mientras los hombres optaron por el clásico y elegante chaqué, las invitadas derrocharon estilismos con sus elecciones. Destacé la madrina , Matilde Solis (55), que escogió un bonito vestido recto en rojo de Lorenzo Caprile y una mantilla en color negro. Muy guapa iba también Sofia Palazuelo (29), esposa de Fernando Fitz-James Stuart (30), hermano mayor del novio, con un vestido de corte ‘midi’ en azul, con capelina delantera y un gran escote en la espalda en forma de uve espectacular. Otra de las más elegantes fue Inés Domecq (38), esposa de Javier Martínez de Irujo (40), que lucio espectacular con un vestido azul cielo de su colección. La tía del novio, Eugenia (52), con un diseño en rosa de Jorge Vázquez, posé con su hija Tana (21), vestida de Teresa Helbig, en sus redes. Brianda Fitz-James Stuart (36), por su parte, aposté por un diseño metalizado, y atrevido también fue el traje de Alejandra Domínguez (30), novia de Enrique Solís (30).

De la Casa de Alba solo falté Cayetano (58), que seguía en el hospital tras ser operado de urgencia. Si asistió su novia, Barbara Mirjan (25), que lo hizo sola y muy elegante con un vestido largo sin mangas de Jorge Vázquez y una pamela de rafia. También acudió solo Alfonso Díaz (70), el viudo de la duquesa de Alba.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: