Menu

Jesulín y María José Campanario, felices padres de Hugo

Idoia Acosta 4 meses ago 0 0

El matrimonio da la bienvenida a su tercer hijo en común, un niño que nació mediante cesárea tras un embarazo que fue toda una sorpresa y «una bendición» para la pareja, que apenas se ha dejado ver en estos meses.

El nacimiento de un niño siempre es una buena noticia y una alegría para la familia en la que nace. Y eso ha sucedido dentro del clan Janeiro, que ha sumado un nuevo miembro con la llegada del tercer hijo de Jesulín de Ubrique (48) y Maria José Campanario (43).

Un precioso bebé al que han llamado Hugo, que Vino al mundo el 7 de junio a las 22:45 de la noche mediante una cesárea y que peso tres kilos y cien gramos. La esposa del diestro ingresó a primera hora de la tarde en el hospital Puerta del Sur de Jerez de la Frontera y dio a luz unas horas después.

Pocos detalles más han trascendido, ya que el matrimonio ha continuado la misma tónica que durante todo el embarazo de la odontóloga, la máxima discreción. De hecho, apenas ha habido imágenes de Maria José embarazada y desde que ambos anunciaron a bombo y platillo la buena nueva, en diciembre de 2021, se han mantenido alejados de los medios y en el mismo perfil bajo que les ha caracterizado durante los últimos años.

A su ya habitual hermetismo se le puede haber sumado quizá la lógica preocupación y cautela por un embarazo a una edad tardía y con el añadido de la enfermedad que padece la Campanario, la fibromialgia, que la habrá llevado a tener que seguir controles más exhaustivos que en sus dos anteriores embarazos al ser una gestación considerada de riesgo.

Probablemente, ambos, y en especial la feliz mamá, habrán intentado vivir estos meses lo más tranquilos posible, sin estrés y alejados de la atención mediática. Un embarazo que ha sido muy diferente a los dos anteriores de Maria José.

En 2003, el matrimonio daba la bienvenida a su hija mayor, Julia, que a sus 19 años vive en Madrid, donde estudia, y quiere ser ‘influencer’. El hasta ahora benjamín de la familia, Jesús Alejandro, tiene ya 15 años y seguro que, como su hermana mayor, está encantado con la llegada de Hugo, con el que ya no tiene edad de jugar, pero que traerá alegría y risas a la casa familiar.

Al cierre de esta edición, el adolescente no había sido visto en el hospital, aunque pudo haber accedido al centro médico por el garaje, evitando así a los medios gráficos. Por su parte, Julia si fue captada llegando al hospital a conocer a su hermanito y acompañada de su novio, Tommy, aunque dos días después del alumbramiento.

  Risto Mejide y Laura Escanes se separan

La razón que llevó a la joven a retrasar tanto su viaje fue, según la periodista Alexia Rivas (29), porque precisamente en esas fechas estaba examinándose para sacarse el carné de conducir en la capital.

LOCA DE CONTENTA

La que, al parecer, también está muy contenta y «como loca» es la hija mayor de Jesulín, Andrea (22), fruto de su relación con Belén Esteban (48), según aseguro en ‘El programa de Ana Rosa’ la periodista Letizia Requejo, quien también afirmó que la joven se habría planteado desplazarse hasta Jerez para conocer al bebé.

De ser cierto, algo de lo que probablemente no seremos testigos, se confirmarían las últimas informaciones sobre el acercamiento que se han publicado de la joven con su padre.

No en vano, el pasado mes de abril la hija de la colaboradora de ‘Sálvame‘ se reunió con sus dos hermanos pequeños para ver al torero, que fue entrevistado en ‘El hormiguero’. Los tres se sentaron juntos en la primera fila del público, una evidencia clara de que el contacto entre todos se ha estrechado por fin.

La que si se dejó ver en la entrada del hospital fue Beatriz Trapote (41), esposa de Victor Janeiro (43). Muy sonriente y encantadora con la prensa, llegó al centro médico portando una gran cesta y regalos y acompañada de su hijo mayor, Victor (6).

Salvaguardando la intimidad de sus cuñados y sin querer desvelar ningún detalle sobre el nacimiento de su sobrino, aseguró que tenía muchas ganas de «achuchar» al bebé y puso en valor la valentía de la Campanario. «Es una valiente, que yo que he pasado por tres partos sé lo que es eso», decía con una gran sonrisa en los labios.

¿QUIÉN DIJO CRISIS?

A partir de ahora, el matrimonio se enfrenta de nuevo a algo que ya es conocido para ellos, la crianza de un hijo, pero de una forma muy diferente. Y no solo por la edad y la madurez que tienen en el presente, sino porque el diestro ya no está en activo y tendrá más tiempo para ‘cambiar pañales’.

  Gran preocupación por Ana Obregón

El bebé es una prueba más de su amor y viene a desmentir los incesantes rumores que corren desde hace años sobre una supuesta crisis matrimonial, que ellos siempre han negado. Será el próximo 27 de julio cuando la pareja celebre 20 años como marido y mujer en un camino que no ha estado exento de dificultades y que han sabido superar juntos.

La pareja decidió anunciar este embarazo cuando la odontóloga ya había superado el primer trimestre y les habían confirmado que todo iba bien. Felices y emocionados, explicaron que había sido toda una sorpresa, porque habían intentado volver a ser padres con anterioridad, pero no lo habían conseguido.

Campanario reconocía que «casi se cae al suelo» al ver el positivo, pero que había varios síntomas, como estar muy sensible a los olores, que le habían hecho sospechar. «Ha sido totalmente inesperado, pero es una bendición», afirmaba sin ocultar su alegría.

«Quién me iba a decir a mí que iba a volver a ser padre con mi Andrea de 22, mi Julia de 18 y mi chico de 14. ;Ozu, para eso no te prepara nadie!», decía el de Ubrique con su particular forma de expresarse.

QUIERE DARLE EL PECHO

Muy consciente de la dolencia crónica que padece desde hace una década y por la que ha tenido que ser ingresada en varias ocasiones, Maria José aseguró que esperaba que la fibromialgia no afectara a su embarazo y que en ese momento solo estaba más cansada de lo habitual. «Soy consciente de que cuando nazca el bebé no será como las otras veces. Ni tengo la misma edad ni la misma salud», dijo entonces.

La pareja coincidió en que únicamente pedían que el bebé estuviera sano y viniera bien al mundo. Sobre el sexo, el diestro lo tenía claro: «Ya tengo dos niñas, así que me gustarían dos niños». Un deseo que se ha cumplido con el nacimiento de Hugo, un niño que viene a completar su felicidad familiar y que hará que Maria José tenga que apartar, al menos durante algún tiempo, tal y como ha hecho durante el embarazo, su profesión como odontóloga para volcarse en la crianza del pequeño, ya que su idea inicial era darle el pecho al bebé, como hizo con sus otros hijos. Una maternidad que parece que vivirá discretamente, como ha hecho los últimos meses.

Written By

Periodista y comentarista en esto del 'salseo' y el mundo del corazón. Paseando disfrazada de gata curiosa entres famosos y famosetes.

Leave a Reply

Deja un comentario