¿Funcionan las cremas reductoras?

Disminuyen el volumen de vientre, muslos y glúteos y devuelven la firmeza a la piel, pero para que sean efectivas hay que saber aplicarlas bien.

¿Cómo lograr que una crema reductora funcione?

Una buena crema reductora nos puede ayudar mucho a la hora de bajar el volumen del vientre, los muslos o los glúteos. Siempre y cuando, por supuesto, se combine con una buena alimentación y con ejercicio físico que trabaje esas zonas del cuerpo.

Este tipo de cremas reductoras son productos pensados ​​para eliminar la grasa localizada y no para adelgazar.  Tenemos que pensar que funcionan y son efectivos, pero hay que combinarlos con una serie de requisitos que hay que cumplir. Sin embargo, y como era de esperar, las cremas reductoras no hacen milagros, pero si utilizan correctamente, pueden dar sus frutos.

De poco sirve usar un cosmético para presumir de piernas bien definidas si nos pasa mos el día sentados y no caminamos nunca.

Una vez claro esto, resulta muy importante aplicarse correctamente la crema. Tal y como recomiendan los expertos, para obtener buenos resultados, lo mejor es distribuirla por las zonas que se quieren tratar con masajes circulares ascendentes antes de ir a la cama, para que actúe mientras dormimos.

son efectivas las cremas reductoras - ¿Funcionan las cremas reductoras?

Tipos de cremas reductoras y cómo funcionan

Este tipo de cremas reductoras vienen generalmente en dos formatos: gel y crema. 

  Guía para combatir las manchas

El gel reductor actúa por acción térmica produciendo calor o frío en la zona y activando así la circulación sanguínea. Las cremas reductoras contienen ingredientes descongestionantes como el ginseng o la cafeína para activar también esta circulación.

El propósito de activar este tránsito ayudará a eliminar más fácilmente los depósitos de grasa acumulados en el cuerpo. Pero, y esto es muy importante, no sirve de nada aplicar la crema y ya, hacer algún tipo de ejercicio diario que además active tu circulación te ayudará en mayor medida.

La combinación de estos dos métodos puede encajar a la perfección, se trata de combinar estos geles o cremas con deporte y una buena alimentación, y sobre todo que tengan “consistencia”, el único problema de estos geles es que solo penetran en la capa superficial de la piel y, por tanto, la grasa que es mucho más débil nunca será eliminada.

Es decir, si tienes una gran barriga cervecera (perdona, pero tenía que decirlo), el porcentaje de ver un resultado será muy bajo o bastante complejo.

  Estiliza tu figura con el método Sakuma

Lo bueno de estas cremas es que también contienen elementos hidratantes y reafirmantes. Si lo aplicas regularmente, además de reducir unos centímetros, reafirmarás la piel y la tonificarás, notarás una piel mucho más esculpida.

¿Cuándo aplicar la crema reductora?

Nuestro consejo, lo ideal es aplicarte la crema dos veces al día. Cuando lo apliques, deberás realizar un masaje drenante con las manos, donde realizarás movimientos circulares y algo penetrantes en la zona para activar la circulación sanguínea. 

En las piernas estos masajes serán ascendentes, en el abdomen y en los glúteos serán circulares.

Como consejo y para que los principios activos de estas cremas penetren mucho mejor, es ideal aplicarlas después de la ducha y si es posible, después de haber exfoliado la piel de tu cuerpo, para eliminar las células muertas y dar paso a la crema reductora. 

Sin embargo, cada fabricante puede explicar un método diferente para su crema, por lo que no estaría de más leer sus notas.

Deja un comentario