Evita morderte las uñas

La onicofagia, popularmente conocida como «morderse las uñas», es un problema habitual a cualquier edad, aunque puede tener consecuencias negativas para la salud.

Una de ellas es que somos más susceptibles de sufrir enfermedades bacterianas, ya que estas se encuentran muchas veces en los dedos. También pueden causarnos problemas dentales y se aumenta la sensibilidad oral al perder el esmalte que los recubre.

No hay que olvidar tampoco las consecuencias psicológicas, como son la vergüenza al mostrar las manos e incluso la frustración al no poder dejar este hábito.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: