Comienza la revancha de Antonio David y Rocío Flores

Comienza la revancha de Antonio David y Rocío Flores

Comienza la revancha de Antonio David y Rocío Flores

El documental Rocío, contar la verdad para seguir viva está removiendo los recuerdos de todos aquellos que han pasado por la vida de Rocío Carrasco (43). Un desgarrador testimonio que sigue conmoviendo al público semana tras semana y que ha abierto un debate en la sociedad que no parece tener fin.

Hasta ahora, el mayor perjudicado por sus palabras, antonio david flores antonio david flores ANTONIO DAVID FLORES (45), se había mantenido en silencio, del mismo modo que lo había hecho su hija, Rocío Flores (24), que está viendo como el relato de su madre deja a su padre en muy mal lugar. Pero la participación de Olga Moreno (45), la mujer de su padre, en Supervivientes ha hecho que la joven dé un paso adelante y se haya incorporado como colaboradora en El programa de Ana Rosa. Y la elección no es aleatoria. El magacín tiene un perfil más amable que otros programas de la cadena y en él se ha insistido en respetar la presunción de inocencia de Antonio David y lo que la Justicia ha dictaminado hasta ahora. Rocío Flores se incorporaba al «club social» para comentar el concurso hondureño y defender a Olga. Lo hacía visiblemente nerviosa, con las piernas temblorosas, midiendo cada palabra que decía y dando las gracias al programa por «la oportunidad» que le estaban dando. Una experiencia durante la que solo va a hablar, de momento, del reality y va a defender a su madrastra, como quedó claro desde el primer minuto.

Ninguna mención a las polémicas que rodean a su familia, aunque esta decisión cambiaré en el futuro porque, al parecer, está esperando a que el documental de su madre finalice para dar su opinión y contar su verdad. Una postura que parece firme, pero que la ha cohibido en cierta manera para comentar las afirmaciones que ha hecho Olga en la isla y parece que también para hablar abiertamente del amor que siente por ella. Lo que no pudo evitar es emocionarse al escuchar ala mujer de su padre dedicarles el salto y hablar con tanto amor de Antonio David, de ella y de su herma-no, David. Lo cierto es que la empresaria siente pasión por ellos y así explicó cómo conoció a Rocío cuando tenía 4 años. «Yo soy Oa, porque a mí me llaman Oa. Mamá es su madre. Cuando me los presenté, lo primero que vi es a la chiquilla. Rubia, espabilada, monísima… La verdad que hicimos buenas migas nada más conocer- nos. Es la niña más guapa del mundo. La adoro», le contaba a una compañera de concurso aclarando, de paso, que ni la joven ni su hermano «han escuchado una mala palabra de la otra persona», refiriéndose a Rocío Carrasco, alegando que eso es «mierda que se tragan ellos». Algo que ya ha contado Rocío Flores en más de una ocasión.

GESTOS QUE LO DICEN TODO

Por su parte, Antonio David también movía ficha y rompía su silencio para dirigirse a la prensa «cuando llegue el momento» tomará «las acciones legales oportunas». «Se me está difamando, injuriando y calumniando y creo que me encuentro en el derecho de poder hacerlo en el juzgado, que es allí donde se hace la justicia» decía muy tranquilo, asegurando que se encuentra «bien, tranquilo y fuerte» y no está demacrado ni había estado escondido, tal y como se había comentado. «Se va a demandar absolutamente todo lo que se pueda demandar», anunciaba con vehemencia en un claro mensaje hacia su exmujer, que sigue narrando por capítulos el infierno que asegura que vivió por su culpa.

Pero si sus palabras eran claras, no lo fueron menos los gestos con sus hijos, evidenciando que nada de lo que han escuchado de boca de su madre hasta el momento ha hecho que se quiebre su relación ni la confianza con él. Así, después de que Antonio David acudiera a la capital para reunirse con su abogado y preparar sus siguientes pasos, Ro le recogía en el AVE de Málaga y se fundían en un cariñoso abrazo de varios segundos para acto seguido besarse con amor frente a las cámaras de la prensa. Un día después era el hijo pequeño, David (22), quien acompañaba a su padre en el coche y el malagueño bajaba la ventanilla para explicar que estaba «contento y tranquilo» y muy feliz porque iban a la universidad a recoger el título del joven. Gestos que dejan claro que tanto él como su hermana han hecho frente común con su padre y que la familia Flores ya tiene un plan trazado para defenderse de las palabras de Rocío Carrasco, esperando que termine de relatar su Verdad para contar la suya. Y, como no podía ser de otra manera, Olga Moreno, desde Honduras, ya ha empezado a defender a su familia con uñas y dientes dando pinceladas de su vida, de como es realmente Antonio David, de sus hijos, Rocío y David, y del amor que todos se tienen. «Que sigamos unidos y felices, igual que lo hemos sido hasta el día de hoy», escribía la empresaria en una cartulina dejando por escrito, como el resto de sus compañeros, el deseo que quería que se cumpliera al salir de Supervivientes. Mostraba así la unidad familiar y sobre todo la estabilidad que han vivido los hijos de Rocío Carrasco a su lado.

Lo cierto es que Olga juega una baza muy importante en toda esta guerra, ya que es seguro que ofrecerá una imagen de su marido totalmente diferente a la que está arrojando su ex, que le define como «diabólico». Aún faltan por emitirse varios capítulos del documental, pero hasta que termine todas las miradas estén puestas en los hijos de Carrasco, y en especial en Ro, quien, dentro de lo posible, ha intentado seguir con su vida y sus proyectos dándole una normalidad a su día a día por el bien de sus hermanos pequeños, David y Lola (8), esta última fruto del matrimonio de su padre con Olga Moreno, ya que no quiere que sufran. Esta por ver si Rocío Flores también termina acudiendo al plató de Supervivientes para defender a su madrastra, como se dijo que haría en un primer momento, o quizá sea incluso la protagonista de una de las visitas que la empresaria reciba en Honduras, pero habrá que esperar para conocer su versión sobre todo lo que su madre está relatando. Una estrategia que no solo está siguiendo ella, sino también todos los miembros de la familia Mohedano y Carrasco que se han visto señalados en el documental de la hija de la Jurado.

Lo cierto es que toda España está esperando a escuchar la verdad de la joven y, mientras, lo único que ha trascendido es que a sus íntimos les habría comentado que lo que cuenta su madre no es cierto y que esté preocupada por cómo explicará el altercado que provocó que ella se fuera a vivir con su padre. Sabe que su testimonio es crucial para saber silo que ha contado su padre desde hace años es cierto y también si lo que relata su madre sobre su relación con ella y con su hermano y si querían tanto a Fidel Albiac (48) porque se «desvivía» por ellos es así. Hasta ahora, la versión que el público manejaba difiere mucho de esa estampa de felicidad familiar, ya que Antonio David siempre ha afirmado que sus hijos no eran felices en casa de la Carrasco, un testimonio que también ha corroborado Amador Mohedano (67), quien aseguró que Fidel los castigaba a menudo, apoyando así lo que el colaborador había comentado. «Los tenía en una habitación hasta la cena y, después, ducha y a la cama. No les prestó atención, no convivió con ellos, no les dio amor», denunciaba el ex guardia civil apuntando también a la dejadez como madre de su exmujer. Más duro era el relato que hacia de la vida de su hijo pequeño cuando Rocío Flores se marchó a vivir con él a Málaga. «Mi hijo cenaba en la cocina y ellos en el salón, es incomprensible», aseguraba. En estas manifestaciones, siempre ha señalado a Fidel Albiac como el causante de este desapego, ya que, según su testimonio, los niños «le han estorbado» en su relación con Rocío Carrasco.

CADA VEZ MÁS DIFÍCIL. Hasta que Rocío Flores decida hablar, solo podemos quedarnos con lo que contó en el plató de GH VIP 7 cuando Jorge Javier le preguntó si tenía buena relación con Fidel Albiac. «Creo que mi cara te lo dice todo», contestó haciendo un gesto de desagrado, para después afirmar:

Si mi madre hubiese estado con otra persona, probablemente tendría buena relación. Fidel Albiac no me ha ayudado para nada. Nos ha separado más de mi madre […]. No me duele por mí, me duele por mi hermano.

No en vano David es la principal preocupación de la joven, al que intenta proteger y que fue también uno de los mo- tivos que la llevaron a pedir entre lágrimas en Supervivientes un acercamiento con su madre.

Estaría bien por mi parte y sobre todo por el que viene detrás de mí, que yo al final soy mayor, pero mi hermano se está criando sin su madre.

Un acercamiento que no se produjo y que a la vista de los acontecimientos parece más lejano que nunca, ya que, según apuntó Antonio David, el documental de Rocío Carrasco no esté hecho con «la intención de acercar posturas». De momento, los Flores han decidido hacer piña y plantar cara a lo que consideran una injusticia.

DEFIENDE A SU MARIDO

Olga Moreno es una de las concursantes estrella de Supervivientes y comenzó su aventura dispuesta a intentar no pensar en lo que esté pasando en España y con un firme propósito: sobrevivir. Pero no ha perdido la oportunidad para apoyar públicamente a Antonio David y negar la imagen que Rocío Carrasco ha dado de él: «Él no es así. Llevo 21 años con él ¿Sabré yo como es mi marido? Hay que seguir luchando y seguir luchando. Lo único que queremos es estar tranquilos y que esos niños sigan igual de felices… La palabra es impotencia». Además de dedicarles su salto en helicóptero a «sus niños», también mencioné a su marido. «Si volviera nacer, volvería a casarme con él», aseguró.

JUNTOS CONTRA VIENTO Y MAREA

Rocío Carrasco ha definido a Fidel Albiac como su «salvación» y lo cierto es que siempre ha estado a su lado. Ambos viven con tranquilidad todo lo que esté sucediendo tras la emisión de los primeros capítulos del documental. Según su entorno más cercano, la hija de la Jurado esté contenta porque por fin se escucha su voz y puede explicarse contando el infierno que asegura haber vivido, aunque no esperaba la repercusión social que ha tenido su testimonio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: