Ana Obregón nos abre su corazón: “Durante meses me quería ir”

Medio año después de perder a su hijo, la actriz desvela que pensó en acabar con todo porque “no podía soportar el dolor”.

Ahora, con la vista puesta en el futuro, desea seguir por Alex: “Voy a crear la fundación que él quería”.

Las primeras palabras de ana obregón ANA OBREGÓN (65) tras el fallecimiento de su hijo, Alex, hace seis meses dan buena muestra del dolor, el sufrimiento y la impotencia que la actriz sintió después de perder a la persona más importante de su vida a causa del cáncer.

“Él tenía 27 arios y quería vivir. Me parece tan injusto», ha reconocido en una entrevista en la que se ha abierto como nunca.

El 13 de mayo, su vida se rompió para siempre. Desde ese día reconoce que no ha vuelto a ser la misma y duda que vaya a serlo alguna vez. La desesperación que siente es tal que no ha dejado de llorar ni un solo día desde que se tuvo que despedir de Alex.

“Perder a un hijo es morir y tener la obligación de vivir. Los primeros cuatro meses estaba muerta por dentro y los tres primeros casi no podía salir de la cama”, confiesa con sinceridad.

LLORAMOS Al TELÉFONO

Devastada y sin ánimo ni fuerza, reconoce también “que incluso llegué a pensar varias veces en acabar con todo porque no podía soportar el dolor”.

“Antes que esto pasara, hablando con mis hermanas, les dije: ‘Yo no Voy a sufrir nunca si le pasara algo a Alex porque yo, al día siguiente, me voy con él’. Y no Voy a mentir, lo he pensado hacer. Me quería ir, lo he pensado durante dos o tres meses”, admite.

Sin embargo, ahora ha encontrado las fuerzas para seguir adelante en su hijo. Sabe que no podrá aceptar jamás “no poder volver a abrazarle”, pero hay algo que debe hacer por él.

“Voy a crear la fundación para la investigación del cáncer que él quería. Me dijo que todo el dinero que había ganado fuese a la fundación”, explica.

A su lado, en este espinoso camino, le acompaña incombustible el padre de Alex, Alessandro Lequio (60), al que reconoce estar más unida que nunca.

"Hablamos continuamente, llorarnos al teléfono. Vernos tan unidos, desde el cielo, sé que le hace feliz", asegura. Clic para tuitear

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: