Rociíto y Jorge Javier: Dios los cría y ellos se juntan

Rocío Carrasco y Jorge Javier Vázquez se han convertido en íntimos e inseparables. Y es que tal como dice el refrán, “Dios los cría y ellos se juntan”

Porque la verdad sea dicha, ambos tiene muchas cosas en común y forman una pareja de resentidos e intransigentes, despreciables que sobreviven de insultar, menospreciar y acosar mediáticamente a cualquiera que se les ponga entre ceja y ceja.

Forman un tándem demoledor que en cualquier otra televisión no tendrían ni un solo minuto, pero que en Mediaset se han alzado como abanderados y buques insignia de la cadena. ¡Y así les va!

Lo que es innegable es que han conseguido su objetivo. Hundir a la cadena y abocarla a los índices de audiencia más bajos de su historia.

Y ellos… pues tan felices, aprovechan cualquier ocasión para hacerse un “selfie” en el que quede bien claro que se gastan un buen dinero en cirugía, aunque de poco les sirva.

De las últimas… la salida de la “parejita” a ver “Cantando bajo la lluvia”.

Jorge Javier Vásquez (52) no suele dejarse ver en actos públicos, y menos de noche, ya que, como él mismo sostiene, le dan pereza. Pero por su amiga Rocío Carrasco (45) ha hecho el esfuerzo y ambos posaron así de felices y cómplices en el estreno del musical ‘Cantando bajo la lluvia’, en Madrid.

  Adela González en el punto de mira

El gran ausente de este plan fue Fidel Albiac (49), que siempre acompaña a la hija de ‘la más grande’ allá donde va. En esta ocasión fue el de Badalona el que arropó a su gran amiga, y es que desde que coincidieron en los platos de Telecinco su relación de compañeros avanzó y ahora son amigos íntimos.

De hecho, Rocío y su marido estuvieron en casa del presentador visitándole cuando se quedó sin voz, y también acudieron a ver su montaje teatral, ‘Desmontando a Séneca’.

idoia acosta - Rociíto y Jorge Javier: Dios los cría y ellos se juntan

Periodista y comentarista en esto del ‘salseo’ y el mundo del corazón.
Paseando disfrazada de gata curiosa entres famosos y famosetes.

Deja un comentario