María José Campanario se aleja de los focos mediáticos

Su ausencia en un evento familiar ha sido muy comentada, pero lo cierto es que la mujer de Jesulín está centrada en su carrera como odontóloga y disfrutando de su anonimato.

Maria José Campanario (42) lleva dos décadas siendo uno de los grandes personajes del panorama social; sin embargo, de un tiempo a esta parte, sus apariciones públicas se han reducido al mínimo imprescindible y a las cámaras cada vez les resulta más difícil captar una imagen suya.

De hecho, la mujer de Jesulín de Ubrique (47) ha sido la gran ausente de un importante evento familiar al que acudió el clan de Ambiciones casí al completo, lo que ha desatado todo tipo de comentarios. Se trataba de la vuelta a los ruedos de Victor Janeiro (42) tras la pandemia, un día muy especial tanto para el diestro como para sus seres queridos.

Por eso, animándole desde el tendido estuvieron su mujer, Beatriz Trapote (40), sus hijos Víctor (5) y Oliver (2), y sus hermanos, Humberto (49) y Jesulín. Y lo que más ha llamado la atención de muchos ha sido que este, en lugar de estar acompañado por su mujer, disfrutó de la corrida en compañía de una amiga. Pero la ausencia de Maria José no tiene nada que ver con una supuesta crisis matrimonial, sino con su decisión de vivir alejada de los cámaras y centrada en su carrera profesional.

HA VUELTO A SONREÍR

Y es que Campanario parece haber encontrado la calma lejos de los focos y, aunque siga siendo una persona conocida, esa especie de anonimato que le ofrece su vida como odontóloga le ha devuelto la paz y la sonrisa. Tanto es así que este verano acepto un trabajo en una clínica de Zaragoza, lo que le supone vivir a casi 900 kilómetros de su casa. Pero la de Castellón sabe que la experiencia es muy importante en la profesión en la que esté iniciando un camino y fundamental para cumplir su sueño: abrir su propia clínica dental. Algo que su marido comprende y, probablemente, esa sea una de las claves de que lleven 19 años de matrimonio. Otra de ellas la explicó la propia Maria José el día de su aniversario de bodas: «Quererse todos los días».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: