Manuela. El orgullo de Alejandro Sanz

La hija del artista Jaydy Michel estudia moda, pero no descarta dedicarse profesionalmente al mundo de la música. “A lo mejor me da por sacar un disco”, asegura la joven.



De tal palo, tal astilla. Todo parece indicar que Manuela, la hija de Alejandro Sanz (51) y Jaydy Michel (46), ha heredado el talento de sus progenitores. Razón por la que, a sus 19 años, se está preparando para seguir los pasos de ambos, tanto en el mundo de la moda como en el de la música. Así lo ha contado ella misma en su primera entrevista, donde además de posar con la mujer que la trajo al mundo, ha hablado de sus planes para el futuro, demostrando una gran madurez para su edad.

Para empezar, la adolescente suena con convertirse en diseñadora y modelo, algo para lo que ya está estudiando. Pero, además, no descarta dar rienda suelta a su pasión musical.

“Me encanta el pop, el rap… y también el flamenco”, afirma la joven, que ha mamado desde la cuna su amor por este último género. Y es que su abuelo paterno, Jesús Sánchez, era cantaor. Sin olvidar que el genial Paco de Lucia era amigo íntimo de Alejandro y padrino de su hermano Dylan (9).

No obstante, como es lógico, su mayor inspiración siempre ha sido y será su padre.

“Siento que soy igual de sensible que él. Estoy muy orgullosa y me alegro de que todo el mundo le quiera y admire tanto. De él he aprendido el amor por el arte y la perseverancia, así como la importancia de ser buena persona. Siempre que puede, intenta ayudar a la gente”, explica con admiración

Manuela, que ya desde niña participo en algunos videoclips del intérprete de ‘Corazón partio’. Su (última colaboración con el cantante fue formando parte de sus coros en uno de sus conciertos en 2016. Por todo e]lo, Manuela se plantea dar un paso más allá.

“A lo mejor me da por sacar un álbum o hacer algo con la música. Puede ser”, dice.

Respecto a la fama, la adolescente lo tiene también muy claro:

“Desde pequeña, mis padres me han mantenido fuera de la fama. Lo agradezco porque he podido crecer como yo quería, sin tanta presión. No me da miedo, pero tampoco estoy buscando ser famosa”, asevera la joven Sanz, quien, sin lugar a dudas, viene pisando muy fuerte.



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: