Los secretos del éxito de Pablo Motos

‘El hormiguero’ es la «obsesión» del presentador, que conoció la pobreza y el acoso escolar, tuvo una adolescencia rebelde y, pese a ser millonario, mantiene los pies en la tierra y trabaja incansablemente porque no cree en la improvisación.

Pablo Motos (57) es un hombre ligado al éxito televisivo y desde hace 16 años es el líder absoluto de las noches con ‘El hormiguero’. Un formato que arranco el 24 de septiembre de 2006 en Cuatro y paso a Atresmedía en 2011, donde triunfa desde entonces. La idea de que dos ‘hormigas’, Trancas y Barrancas, conversaran con los invitados fue del propio Pablo, que ya lo hacía en su programa de radio ‘No somos nadie’, de M80, y decidió trasladar la fórmula a la pequeña pantalla.

El exito de Pablo Motos 002 - Los secretos del éxito de Pablo Motos

«Nadie creía en nosotros y nos miraban con cara rara cuando decíamos que de debajo de la mesa saldrían dos ‘hormigas’ La gente decía: ‘Estos son tontos’», recuerda el valenciano explicando lo que les costó vender su proyecto.

Pero el formato funcionó y le ha hecho millonario en cifras de audiencia y en facturación, ya que la productora que realiza el programa, 7 y Acción, es suya y de Jorge Salvador, director del programa. Solo el año pasado facturó 29 millones de euros y, según ‘El País’, el presentador tendría un patrimonio de más de 25 millones de euros.

«NO TENÍAMOS NADA»

Una verdadera fortuna para Motos, que sabe perfectamente lo que es ser pobre, ya que nació en el seno de una familia humilde valenciana. Su padre era cocinero por las mañanas en el hospital de la localidad de Requena y por las tardes vendía libros para poder alimentar a los suyos. Una tarea en la que le ayudaba el pequeño Pablo, cuyo papel era el de «el niño que da pena», como contó orgulloso de sus orígenes.

El exito de Pablo Motos 006 - Los secretos del éxito de Pablo Motos

Entre estas confesiones, Pablo también ha recordado su comunión como «el día más triste» de su vida, porque sus padres no pudieron vestirle como él deseaba: «Una cosa es ser pobre. Nosotros no teníamos nada. Yo quería ir de marinero. Mis padres me compraron otro traje en el sitio más barato». También desveló que era un niño bromista y gamberro que tuvo una adolescencia muy complicada: «Era un delincuente en potencia, me pasaba la vida intentando hacer algo malo».

De hecho, estuvo a punto de incendiar la casa de sus padres en dos ocasiones: una al conectar unos altavoces y otra al tirar el televisor en blanco y negro al suelo porque quería que lo cambiaran por uno en color. Sus amistades tampoco fueron las más recomendables, pero le enseñaron a tocar la guitarra, que fue su salvación: «Cuando empecé a darle clases a un pijo, me di cuenta de que lo que yo quería era ser rico, como él, y no un delincuente». La muerte de un amigo en una persecución policial le hizo cambiar de vida. Decidió encauzar su camino y empezó a trabajar de DJ, lo que le acercó al mundo de la radio, que le cautivó.

  Anabel y Yulen... una relación que se afianza

Después, fue locutor en la radio de Requena y, para poder parecerse a sus referentes, Luis del Olmo (85) e Iñaki Gabilondo (80), decidió prepararse de una forma muy curiosa:

«Escuchándolos, me di cuenta de que yo no había estudiado mucho y que me faltaba vocabulario. Para parecerme a ellos, decidí estudiarme el diccionario entero, palabra por palabra, y me lo acabé. Soy un hombre constante y tengo mucha fuerza de voluntad y mucha memoria».

PABLO MOTOS COMO LOCUTOR DE RADIO EN REQUENA - Los secretos del éxito de Pablo Motos

Después, fue locutor en la radio de Requena y, para poder parecerse a sus referentes, Luis del Olmo (85) e Iñaki Gabilondo (80), decidió prepararse de una forma muy curiosa: «Escuchándolos, me di cuenta de que yo no había estudiado mucho y que me faltaba vocabulario. Para parecerme a ellos, decidí estudiarme el diccionario entero, palabra por palabra, y me lo acabé. Soy un hombre constante y tengo mucha fuerza de voluntad y mucha memoria».

Luego, lo ficharon en Onda Cero, donde presentó y dirigió programas como ‘Protagonistas’ Su llegada a televisión fue como guionista de varios formatos hasta que en 2006 dio con la tecla del éxito creando un formato totalmente innovador que en sus inicios era semanal.

UNA FAMILIA FELIZ

Una lenta e imparable carrera hacia el olimpo en la que le ha acompañado su pareja, Laura Llopis, con quien lleva casi tres décadas de discreta relación tras enamorarse de ella en Onda Cero Valencia. «Yo estaba de presentador y ella, en producción. A mí me gustaba, pero ella pasaba. El desprecio más grande se queda en nada comparado con el de ella. Yo me preguntaba: ‘¿Te vas a morir sin haberla besado?’. Y un día me lancé», contó en una ocasión.

El exito de Pablo Motos 001 1024x592 - Los secretos del éxito de Pablo Motos

Un atrevimiento que tuvo su recompensa, ya que no solo forman una pareja muy sólida, sino también un tándem perfecto en el trabajo porque ella es la coordinadora de guiones del programa, por lo que es la que siempre tiene la última palabra. Laura tiene dos hijas de una relación anterior que también trabajan en ‘El hormiguero‘. «Una es guionista y la otra está en atrezo. Son guapísimas, dos chicas con talento y, sobre todo, muy buenas personas», explicó Motos.

COMPLEJOS CONFESADOS

Lo cierto es que, pese a ser uno de los presentadores más famosos de la televisión, el valenciano no suele conceder entrevistas. Tampoco acude a ningún evento y siempre ha mantenido su vida privada en un discreto segundo plano. Las confesiones más íntimas las ha hecho casi siempre en su programa hablando con los invitados y agradeciendo su generosidad con historias que retratan su desconocida biografía.

El exito de Pablo Motos 003 1024x683 - Los secretos del éxito de Pablo Motos

Así, confesó que de pequeño sufrió ‘bullying’ por ser pecoso: «Era un niño con pecas y me acosaban por ello en cada recreo. Lo pasé muy mal. Recuerdo que decían que si te ponías Coca-Cola se te quitaban y yo lo hacía». Un complejo al que se unía el de ser de bajito. Mide 1,64 metros, y por eso uno de sus secretos es que su silla en el programa está más alta de lo normal para alcanzar la altura de sus invitados.

  Rocío Carrasco a punto de perder todo lo ganado

Perfeccionista y metódico, siempre cena lo mismo en su camerino antes de salir a presentar: pollo y una cerveza. Cuida su alimentación desde que en 2005 una popular revista le propuso el reto de ponerse en forma para lucir abdominales y descubrió que haciendo deporte se sentía mejor. Desde entonces entrena a diario y practica yoga y otros deportes. Padece insomnio desde hace dos décadas y esta temporada se ha quitado las gafas.

Ya el año pasado explicó que le operaron mal de la vista y, aunque los médicos le habían dicho que las usara, ve mejor sin ellas. «Además, da un toque intelectual», admitió. Y es que es un hombre muy coqueto que, además de operarse de la vista, se ha inyectado bótox para las arrugas y se cambió toda la dentadura.

SE ARRUINÓ DOS VECES

Pero si algo hay que le define es que Motos es un trabajador incansable, que se ha arruinado hasta en dos ocasiones; una de ellas en la radio cuando una empresa le estafó, y la segunda al invertir en Bolsa. Sabe lo que cuesta ganar el dinero y trabaja todos los días, a excepción del fin de semana, buscando la perfección. No faltó a su programa ni el día en el que murieron sus padres. ‘El hormiguero’ es su «obsesión», como reconoce, y no cree en la improvisación.

«Cuando el programa va mal, yo estoy mal hasta el programa siguiente», admite abiertamente. Y, pese a ser millonario y famoso, nunca ha dejado de tener los pies en la tierra: «El éxito te va a cambiar porque nunca viene solo. Viene con efectos secundarios no deseados. El éxito viene con envidia. Viene con trampas. Te dan mesa en un restaurante que antes no te darían y eso te puede llevar a confundirte».

UNA CARRERA A FUEGO LENTO

Pablo encontró su vocación en la radio. Comenzó trabajando en la de su pueblo, emisora que acabó dirigiendo. De ella salto a RNE y Onda Cero, donde presento y dirigió programas como ‘Protagonistas’. Su vis cómica le llevo a la televisión, donde fue uno de los creadores de ‘El club de la comedia’ y también produjo ‘La noche de Fuentes’ espacio que abandonó para volver a la radio con ‘No somos nadie‘, en M80, que fue la semilla del exitoso programa ‘El hormiguero’.

El exito de Pablo Motos 004 1024x464 - Los secretos del éxito de Pablo Motos

SU PROGRAMA

Pablo Motos ha entrevistado a los famosos más reconocidos, tanto nacionales como intencionales. Políticos, actores, cantantes… no hay rostro popular o estrella que se le resista. Smith ha visitado el plato hasta en siete ocasiones y con Isabel Pantoja batió récords de audiencia. Vienen porque saben que no les vamos a hacer trampa ni nada que les incomode. Un país inteligente tiene que cuidar a sus artistas, no machacarlos, explica él.

idoia acosta - Los secretos del éxito de Pablo Motos

Periodista y comentarista en esto del ‘salseo’ y el mundo del corazón.
Paseando disfrazada de gata curiosa entres famosos y famosetes.

Deja un comentario