Kiko Rivera comienza su nueva vida

El DJ ha reaparecido con buen aspecto, asegurando que el ictus no le ha dejado secuelas y dispuesto a recuperarse física y mentalmente.

«He empezado el tratamiento con mi psicóloga», asegura Kiko Rivera

A sus 38 años se podría decir que KIKO RIVERA ha vuelto a nacer. Tras sufrir un ictus el pasado 21 de octubre que le dejé «el lado izquierdo del cuerpo paralizado» y le obligó a permanecer unos días en el hospital, el DJ ha reaparecido en sus redes sociales con muy buen aspecto para contar, en primera persona, como ha vivido esta delicada situación.

El estado de salud de Kiko Rivera tras el ictus - Kiko Rivera comienza su nueva vida

«El ictus fue el mayor susto de mi vida y pensé que no salía», reconoció el hijo de ISABEL PANTOJA (66) con el rostro serio, pero feliz por el buen desenlace que ha tenido la historia

«No me ha dejado ninguna secuela importante, estoy completamente bien». Pero, como él mismo reconoce, este episodio «ha cambiado» su vida “para siempre” y, sin duda, a mejor, ya que esto le ha servido para darse cuenta de que tiene que cuidarse, y ya ha empezado a hacerlo:

«He dejado de fumar, como muy sano, hago deporte a diario, pero sin esfuerzo y estoy en tratamiento con mi fisioterapeuta».

Y como tras un susto como el suyo no solo hay que recuperarse por fuera, sino también por dentro, el DJ tiene las cosas muy claras

  La nueva vida de Eva González

«He empezado tratamiento con mi psicóloga».

A juzgar por sus palabras, parece que estamos ante un nuevo Kiko, que se ha dado cuenta de que es un afortunado, de ahí que afirme:

«Gracias, Dios, por darme una segunda oportunidad, la aprovecharé al máximo. Lo prometo».

El gran apoyo de Kiko Rivera


En este duro proceso el artista no va a estar solo, ya que cuenta con el apoyo incondicional de su mujer, IRENE ROSALES (31), que no se despega de su lado.

«Estoy agradecido por la familia que tengo, pero necesito un tiempo para recuperarme al 100%. Espero vivir muchos años más y no tener más sustos», asegura con gran determinación.

Deja un comentario