José María Íñigo no falleció por el amianto

El Tribunal Superior revoca la sentencia que aseguraba que el cáncer de pulmón por el que murió el periodista fue causado por el material tóxico presente en Prado del Rey. «Ha sido un jarro de agua fría», reconoce su hijo.

Varapalo para la familia de José María Íñigo

Ha sido una decisión completamente inesperada y un duro golpe para toda’la familia de José Maria Íñigo.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha revocado la sentencia del Juzgado de lo Social que aseguro que el cáncer de pulmón por el que murió el periodista, en mayo de 2018, fue provocado por la exposición continuada al amianto presente en el plató de Prado del Rey durante sus años en la cadena pública.

Fue en marzo de este año cuando una magistrada determiné que la enfermedad por la que Íñigo falleció era profesional, ya que el estudio número uno de Prado del Rey, en el que él trabajó durante años, estaba revestido con esta sustancia tóxica para amortiguar los ruidos exteriores.

Sin embargo, tras los recursos presentados tanto por la Seguridad Social como por RTVE, el Tribunal Superior ha determinado que «no existe presunción alguna» que lleve a establecer que el cáncer fuera ocasionado por su actividad en el ente y subraya que no se ha acreditado un «nexo de causalidad» entre el trabajo desempeñado por Íñigo en la cadena pública y la patología que desarrolló.

Sin duda, para la familia del presentador ha sido una gran decepción y un varapalo.

«Ha sido un jarro de agua fría que no esperábamos después de una primera sentencia tan clara», ha asegurado Chemi, el hijo del periodista. Y, aunque por el momento todos se muestran prudentes, es más que probable que no se queden de brazos cruzados ante esta decisión.

«Probablemente, se presente recurso de casación, pero estamos valorándolo todavía», añade Chemi. Por su parte, la hija del presentador, Piluca, ve «una intencionalidad clara en revocar la sentencia con cualquier excusa para evitar un precedente que abriría la puerta a miles de posibles demandas contra el Estado y empresas públicas».

Parece que la familia de José Maria Íñigo no tiene pensado dejar de luchar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *