JASON MOMOA admite que se arruinó tras su paso por “Juego de tronos” y que su familia pasó hambre.

Todo el mundo hablaba de Khal Drogo en 2011, cuando “]uego de Tronos” arranca ba con su primera temporada. Sin embargo, tras el fin del personaje, Jason Momoa se vió en una situacion complicada: nadie quería contratarlo.

Así lo ha contado él mismo en una entrevista, donde explica que “es todo un reto cuando tienes hijos y estás cubierto de deudas”.

Hasta que en 2016 llegó el papel de Aquaman consiguió trabajar en pocas películas de bajo presupuesto. El actor, padre de dos hijos de su matrimonio con Lisa Bonet confiesa: “Pasamos hambre”.

Ahora es uno de los superhéroes más queridos y “Aquaman” ha recaudado más dinero que el resto de las películas de la franquicia DC.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: