Jane Fonda: «No me quedan muchos años»

La glamurosa imagen de Jane Fonda (85) con una copa de coctel de Martini blanco en la mano ya no se va a repetir más, al menos no con alcohol de verdad. Y es que, tal y como ha desvelado la emblemática actriz de Hollywood, ha dejado de beber y la razón no es otra que la edad: «Incluso con una sola bebida por la noche, a la mañana siguiente me levantaría a media asta.

Ese no era el caso cuando era más joven, pero creo que a medida que te vas haciendo mayor el alcohol te afecta de otra manera. No me quedan muchos años y no quiero estar a medio gas para lo que me reste de vida».

La intérprete y activista que llevó la gimnasia a los hogares de todo el mundo en los años ochenta siempre se ha preocupado mucho por su salud y asegura que una de las claves para mantenerse sano a nivel físico y mental consiste en tener en cuenta los años que se han cumplido.

Noticias en GATITAROSA >>>  Así le cambio ser mamá a Penélope Cruz

«Soy superconsciente de que estoy más cerca de la muerte. Y la verdad es que ya no me molesta tanto. Lo que si me molesta es que mi cuerpo sea como si ya no fuese mío, pero el hecho de que siga viva y esté trabajando a los 85 es tan increíble que a quién le importa que mis viejas articulaciones no sean las de siempre?», explica haciendo gala de su característico sentido del humor.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: