El gran cambio vital de María Teresa Campos

La presentadora se muda a una vivienda en el mismo edificio en el que vive Terelu, quien, tras escuchar cómo su madre se derrumbaba hablando de Edmundo, cree que es el momento de «apartarla» de los medios.

Los peores presagios de Terelu (56) y Carmen Borrego (54) se han cumplido y la participación de Edmundo Arrocet (71) en el reality Secret Story ha afectado sobremanera a su madre.

Tanto es así que, aunque Terelu aseguró antes de comenzar el concurso que Teresa (80) no se pronunciaría sobre este tema, ya que el chileno no estaba en su vida desde hacía dos años, finalmente la veterana periodista no ha podido mantenerse en silencio y se pronunció en el programa Es la mañana de Federico, en Esradio, para defenderse de las declaraciones de su ex, que ha negado que la hubiera abandonado con un mensaje telefónico y ha revelado que la dejó en otras ocasiones; pero que había vuelto con ella «por pena».

Dispuesta a defender su honor dañado, la matriarca de las Campos quiso agradecer el apoyo recibido, advirtiendo que no iba a hablar de Edmundo. Pero, al final, los nervios lógicos y la indignación la traicionaron y su voz se quebró, llegando a sollozar en algunos momentos. «A mí me daña, que viva su vida y que no se meta con nada mío», explicó muy afectada, asegurando que guardaba el mensaje que le envié en su teléfono. «Por pena dice… No recuerdo nada más que la última vez.

Si él dice que rompimos diez; veces, pues será verdad. Él no miente nunca», ironizaba la comunicadora sobre las declaraciones del humorista para acabar su intervención con unas palabras llenas, de intenciones: «Yo quiero ser como he sido toda la vida».

«MEJOR SITIO DEL MUNDO»

No en vano, los últimos meses están siendo muy complicados para ella y la paz que tanto ansia pasa por comenzar una nueva etapa, y ya está manos a la obra.

El primer paso es mudarse a una vivienda en la misma urbanización en la que vive su hija Terelu, «el mejor sitio del mundo», según sus palabras. Y, aunque asegura que aún falta tiempo para el traslado, se está «distrayendo» midiendo los muebles y decidiendo cuáles se llevara a su nuevo hogar. Aunque no lo ha confirmado, este cambio implica que la malagueña por fin habría vendido su mansión de Molino de la Hoz tras llevar cuatro años intentando deshacerse de ella, como ya adelanto la periodista Beatriz Cortázar.

Aseguran que le habrían pagado por ella más de dos millones de euros, la mitad de lo que pedía. Pero, en este momento de su vida, la presentadora parece más dispuesta que nunca a perder dinero para cumplir su sueno de irse a una vivienda más pequeña, sin los descomunales gastos de la actual, y más cerca de sus seres queridos, con Terelu en el mismo edificio, quien sin duda será su refugio.

La colaboradora ha sido la primera en confesar que desea proteger a su madre, que se retire del foco mediático en estos meses que se avecinan complicados y pueda disfrutar de una vejez tranquila. «Es el momento de apartar lo máximo posible a María Teresa», aseguraba convencida en el plató de Secret Story, recordando que tiene 80 años y señalando que hablar públicamente no le favorece, en referencia a las últimas palabras de su madre en la radio. También Volvía a pedir que los medios no llamen a Teresa para preguntarle por Edmundo, pidiendo respeto por sus «más de 60 años de profesión». «Sé que, cuando hablo, se me entiende lo que quiero decir.

Por eso me entristece que, entendiéndome todo el mundo, nadie lo respete o casi nadie lo haga», concluía. Queda por ver si Maria Teresa también contribuye a ese «retiro» momentáneo, pese a su deseo de terminar su carrera con un programa propio, con el que sueña desde hace años, pero mientras la malagueña comienza un nuevo ciclo con el apoyo y, ahora, la cercanía física de su familia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: