Drew Barrymore: Un gran ejemplo de superación

Drew Barrymore: Un gran ejemplo de superación

La niña de ‘E.T.’ cayó en las drogas y el alcohol con solo 9 años, intento suicidarse con 14 y estuvo internada en un psiquiátrico, pero logro dejar todo atrás. «Aunque cometí muchos errores, fueron mis lecciones de vida», reconoce.

Tras vivir en el lado oscuro de la fama, Drew Barrymore volvió a brillar

Solo tiene 47 años, pero la vida de Drew Barrymore ha sido tan intensa que podría dar para un guion de cine. Y es que en ella no ha faltado ninguno de los ingredientes de las grandes películas, éxito, fracaso, adicciones, tensiones familiares, intentos de suicidio, amores adolescentes, relaciones tormentosas… y un merecido final feliz.

Hija, nieta, sobrina y ahijada de actores, Drew estaba predestinada a ser actriz y su debut fue con solo 11 meses, cuando rodó un anuncio para televisión. A los 4 años dio el salto al cine y con 7 fue elegida para la película que cambió su vida para siempre, ‘E.T., el extraterrestre’.

Su rostro dulce encandiló al público y su magnífica interpretación la convirtió en una auténtica niña prodigio que revalidó ese título dos años después en el filme ‘Diferencias irreconciliables‘, por cuyo trabajo recibió su primera nominación al Globo de Oro.

CAÍDA A LOS INFIERNOS

Convertida en una gran estrella, Barrymore empezó a actuar como tal a pesar de tener solo 9 años y se volvió una habitual de las fiestas de Hollywood. «Yo no quería salir y jugar ‘a las Barbies, yo quería ir a clubs y bailar, contó años después recordando como, casi sin darse cuenta, cayó en el infierno de las drogas y el alcohol.

Noticias en GATITAROSA >>>  Ana Obregón entregada a su padre

En 1988 entré por primera vez en un programa de rehabilitación tras tocar fondo. De hecho, con solo 14 años intentó suicidarse con un cuchillo de cocina al verse sola el 4 de julio de 1989, una de las fiestas más importantes de los Estados Unidos. Y es que su madre, que también era su representante, no supo guiar ni su carrera ni su vida.

«Pienso que creé un monstruo y no sabía qué hacer con él», ha reconocido Drew, que, tras muchos años sin hablarle, logró perdonar a su progenitora. Eso sí, jamás ha seguido su ejemplo a la hora de ejercer como madre.

«Crio a mis hijas de manera más tradicional, silenciosa y protectora. Es una antítesis de mi educación», asegura. Tenaz y luchadora, la actriz logró dejar atrás todos sus problemas y volver a triunfar. Algunos de sus películas más aclamadas son ‘Guncrazy’, ‘Scream’, ‘Todos dicen I love you’, ‘Nunca me han besado’ o ‘Los ángeles de Charlie’, que fue un maquillado y supuso su debut por todo lo alto como productora.

Noticias en GATITAROSA >>>  La actriz Anne Heche en estado crítico después de un accidente de tráfico

Y es que, tras su renacer, ha querido aprovechar al máximo la segunda oportunidad que le ha brindado la vida, embarcándose en proyectos tan dispares como escribir, presentar, diseñar y, como no, actuar.

Convertida en una mujer nueva, Drew Barrymore tiene por delante un futuro prometedor, aunque no olvida su pasado: «No me avergüenzo. Estoy orgullosa porque, aunque cometí muchos errores, fueron mis lecciones de vida».

Steven Spielberg y Sophia Loren son sus padrinos. Es empresaria y tiene su propia marca de vinos, una linea de maquíllaje y una iinna de lenceria. ‘Una de sus grandes amigas era Courtney Love, viuda de Kurt Cobain

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: