Diego Matamoros y Carla Barber: Adios al amor

Diego Matamoros y Carla Barber: Adios al amor

Diego Matamoros y Carla Barber: Adios al amor

A punto de celebrar su primer aniversario juntos, el colaborador y la canaria se han dado un tiempo y, aunque el hijo de Kiko ha hecho las maletas y ha vuelto a su casa, sus allegados aseguran que solo es una crisis.

diego matamoros DIEGO MATAMOROS (34) Carla Barber (30) estaban a punto de celebrar su primer aniversario juntos, pero esta fecha ahora será muy diferente a como ellos imaginaban. Y es que la pareja habría puesto punto final a su relación. Durante todos estos meses han derrochado amor y felicidad en las redes sociales, pero desde hace semanas ninguno de los dos ha publicado fotografías juntos y eso es, precisamente, lo que ha hecho saltar todas las alarmas. De hecho, la última imagen en la que aparecen juntos es de principios de abril, cuando viajaron a México para pasar unos románticos días de descanso. Desde ese momento, ni rastro de su amor. Al parecer, según algunas informaciones, la pareja se ha separado y Diego habría hecho las maletas y habría abandonado la casa que la canaria tiene en una exclusiva zona del centro de Madrid. Allí han vivido durante meses, pero ahora el hijo de Kiko Mata-moros habría vuelto al piso que posee en una urbanización de la localidad madrileña de Boadilla del Monte.

SE SIGUEN EN REDES

Este paso podría indicar que la ruptura es definitiva; sin embargo, el entorno más cercano de la pareja lo ha desmentido y asegura que tan solo se trata de una crisis, muy parecida, por cierto, a la que vivieron el pasado mes de septiembre y por la que estuvieron distanciados un par de semanas. Lo cierto es que ambos se continúan siguiendo en redes sociales y no han eliminado las imágenes en las que aparecían juntos, lo que hace pensar que tanto Diego como Carla estarían abiertos a una reconciliación. De momento, ninguno de los dos ha confirmado la noticia, aunque ha sido ella la que ha dado una pista asegurando que su relación con el colaborador «siempre» será buena, lo que muchos han intuido como una confirmación de que lo suyo ha terminado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: