Cristina Pedroche se rompe: “Hay días que las críticas me afectan”

Cristina Pedroche se rompe: "Hay días que las críticas me afectan"

Cristina Pedroche se rompe: "Hay días que las críticas me afectan"

La colaboradora, cansada, confiesa que los comentarios ofensivos que recibe por mostrar su cuerpo a veces la dejan hundida: «Me planteo que tienen razón y pienso cosas horribles»

Aunque el suyo es uno de los rostros más deseados de la televisión patria y su nombre ha sido confirmado ya para presentar el nuevo ‘reality’ que prepara Atresmedia, Love Island, Cristina Pedroche (32) ha reconocido que estar tan expuesta a veces duele y cansa. «Hay días que las críticas me afectan», ha confesado. El actual rostro de ‘Zapeando‘ ha explicado que, pese a que últimamente no deja de recibir buenas noticias laborales, ella «no es de piedra», en referencia a las duras palabras que recibe en sus redes sociales, donde cuenta con más de tres millones de seguidores. «El poder interior no hace falta mostrarlo desnuda», «qué ganicas de llamar la atención tiene la chica», «qué pesada, pase lo que pase tiene que salir enseñando carne» o «luego va de feminista y deja a las mujeres a la altura del betún» son solo algunos de los mensajes a los que tiene que hacer frente a diario, sobre todo cuando en las imágenes que comparte expone su físico. «Yo llevo una mochila con muchísimas críticas cada día. Hay un día que estallo, me planteo que tienen razón y pienso cosas horribles», ha confesado la presentadora.

  Especial: ADIÓS A ISABEL II

Esta no es la primera vez que la mujer de David Muñoz (41) reconoce estar cansada de los ‘haters’ que la insultan sin piedad, aunque reconoce que cuidarse es algo que la ayuda a no caer en pensamientos autodestructivos. «Yo amo a mi cuerpo, es el que tengo, el que mimo […]. Lo trabajo muchísimo por dentro y por fuera», confiesa, al tiempo que confirma que es ella la que decide como Vestir: «Nadie me obliga a ponerme una ropa u otra».

UN AÑO DIFÍCIL

Sin embargo, a diferencia de otras veces en las que ha sabido sobreponerse a estos juicios, ahora su situación es diferente. Este ha sido un año difícil para ella y su familia. En abril perdió a su abuelo a causa del COVID-19 y reconoce que la pandemia le esté impidiendo ser «todo lo optimista que le gustaría»: «Estoy triste y decaída porque es una mierda». Eso sí, de momento va a seguir planteándole cara porque esté convencida de que de todo se sale».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: