Cristina Pedroche no aguanta más. Sufre acoso mediático

«Ridícula de mierda», «patética» o «anormaI» son algunos de los insultos que recibe de un seguidor. Cansada de aguantar ha decidido denunciarlo públicamente.

«Cornuda», «retrasada», «a ver si te atragantas», «te podías tirar por un puente« o «ridícula de mierda, patética, anormal» son solo algunas de las ‘lindezas’ que un seguidor de Cristina Pedroche (33) le ha estado dedicando últimamente a las fotos que esta comparte en sus redes sociales.

Y, aunque la colaboradora está acostumbrada a que su trabajo no guste a todo el mundo, esta vez ha decidido denunciar públicamente los desafortunados comentarios que le realiza este chico en privado.

Lo curioso es que las críticas no se ciñen a un motivo en concreto, sino que, ya sea porque la colaboradora aparece comiendo, promocionando el restaurante de su marido, David Muñoz (41), o realizando uno de sus bailes antes de entrar en ‘Zapeando’, recibe el mismo tipo de desproporcionadas amenazas.

Y este detalle hace que la madrileña se muestre hasta casi compasiva con su verdugo.

«Qué tiene que estar pasando en tu vida para llegar a este punto», ha reflexionado la propia Cristina junto a un pantallazo donde se pueden leer los insultos.

«Yo le deseo lo mejor a este chico, porque está claro que algo en su vida no está bien», apunta.

CAMBIO DE ACTITUD

Lo cierto es que, al igual que muchos rostros conocidos, no han sido pocas las veces en las que la presentadora ha tenido que soportar los ataques de sus seguidores. Las fotos del vestido que lució en las campanadas del año pasado generaron un chaparrón de críticas, aunque ella prefirió hacer caso omiso:

«Que sigan escribiendo lo que quieran, vivimos en un país libre. Igual que yo soy libre de ponerme el vestido, ellos son libres de decir lo que quieran».

Una actitud parecida mostraba este verano a raíz de una imagen en bikini que también suscitó algunas burlas.

«Si yo soy feliz, ¿qué más da lo que opine la gente? Le doy la espalda a las críticas», escribía algo cansada.

Fue ahí cuando reconoció que, aunque al principio la «alteraba mucho» que alguien que ni siquiera la conociera escribiera así sobre ella, hubo algo que le hizo cambiar radicalmente el enfoque.

«Me hicieron un comentario muy malo cuando una persona de mi familia estaba muy enferma», recordó Pedroche, que en un primer momento se enfadó, pero, acto seguido, reflexioné sobre la respuesta.

«Pensé que lo que necesitaba aquella persona era un abrazo, y es muy triste… La gente que critica tanto es porque en el fondo están solos», asegura sin rencor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *