Almodóvar y su «troupe» arrasan en la Mostra de Venecia

Penélope Cruz, del brazo de Pedro, se convirtió en la estrella indiscutible de la alfombra roja del festival de cine, en el que el manchego ha presentado la película Madres paralelas.

El famoso festival de Cine de Venecia ha arrancado con sello español y escogió la última película de Pedro Almodóvar. Madres paralelas para abrir su edición número T8 con el firme propósito de recuperar el glamour y la elegancia sobre la alfombra que se perdió con la llegada de la pandemia sanitaria. Así, nuestra estrella más internacional. Penélope Cruz (47) dio una lección de estilo y belleza en todos los eventos que se organizaron para promocionar la cinta que ella protagoniza. No solo su trabajo en la película ha sido muy aplaudido —de hecho, opta por uno de los Premios Volpi por su interpretación—, sino que deslumbró sobre la alfombra con un diseño de alta costura de Chanel, su firma favorita para estos eventos y de la que es embajadora.

LA ACTRIZ DESLUMBRÓ POR SU ELEGANCIA

La actriz estaba radiante con un vestido de corte romántico, ajustado en la parte superior y con gran volumen en la falda con una enagua repleta de plumas, lazos negros a la altura de la cadera y unos botones joya que recorrían toda la espalda y parte de la falda. Un look de cine con el que revalidó su título de la más elegante después de lucir dos conjuntos de la misma firma, Chanel, de chaqueta y minifalda de tweed, en los actos previos, donde lució su melena suelta y un maquillaje natural, con lo que demostró que para estar guapa y perfecta no hacen falta muchos artificios.

LENTEJUELAS Y BRILLOS

Lo cierto es que la mujer de Javier Bardem (52) eclipsó al resto del elenco de la película, en la que destaca su compañera Milena Smit (24), que también opté por un diseño en blanco y negro con un Balmain de estética futurista. Aitana Sánchez-Gijón (52), por su parte, escogió un vestido palabra de honor de color azul con paneles de paillettes y cuentas alrededor del corsé y una falda de tul de Armani Privé inspirado en los diseños de la época dorada de Hollywood con el que estaba bellísima. A su lado estuvieron tanto Pedro Almodóvar, vestido de riguroso negro, como Israel Elejalde (47), otro de los actores de la película. La troupe de Almodóvar copé toda la atención sobre una alfombra por la que también desfilaron actrices veteranas como Helen Mirren (76), que sorprendió con un vestido de Dolce & Gabbana en color plateado con el que demostré que los brillos y las lentejuelas no solo son para las jóvenes. Las mismas que llevé, en color rojo, en su vestido la modelo Adriana Lima (40), que lució sus curvas en un deslumbrante diseño de escote corazón con aberturas de la firma Etro. Más sobria posó Georgina Rodríguez (27) con un conjunto de pantalón, americana y top con pronunciado escote en negro y presumiendo de melena bob.

BUENAS CRÍTICAS

Solo queda desear que la película de Almodóvar, que narra las vidas paralelas de dos madres solteras, tenga el mismo éxito que su presentación en el festival italiano, donde fue recibida con aplausos del público y buenas críticas de la prensa internacional, avalando el éxito que el cineasta manchego tiene dentro y fuera de nuestras fronteras.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: