Ventajas e inconvenientes de las cocinas abiertas

Ventajas e inconvenientes de las cocinas abiertas

Ventajas e inconvenientes de las cocinas abiertas

Antes estaban reservadas para los estudios y pisos pequeños, pero ahora este tipo de espacio se ha puesto de moda por la amplitud y la luminosidad que proporciona. Te explicamos los pros y los contras

Cada vez más proyectos de interiorismo incluyen una cocina abierta e integrada con el salón gracias a una barra, una isla, escalones o una pared de cristal. Hay muchos amantes de esta solución y también grandes detractores; por eso, si estás pensando en reformar tu cocina con esta tendencia, valora antes los siguientes aspectos.

A favor

Abriendo la cocina al salón se consigue que tenga mucha más luz y es un gran recurso si no dispone de una ventana. Además, la eliminación de paredes y tabiques aumenta la sensación visual de amplitud. Ayuda también a tener una mayor conciliación familiar al tener un espacio más amplio para cocinar y al poder conversar entre las dos estancias.

En contra.

A pesar de contar con una buena campana extractora, es inevitable que los olores de la comida se expandan por todo el salón, lo que puede llegar a resultar algo desagradable según lo que se cocine, y pasa lo mismo con el humo que se genera al guisar. Aparte, el ruido de los diferentes electrodomésticos puede molestar a las personas que estén en el salón. Otra desventaja es que es imposible ocultar si tienes la cocina desordenada o sucia, ya que se verá desde todas partes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: