Todas las claves del papel pintado

Todas las claves del papel pintado

Todas las claves del papel pintado

El papel pintado sigue siendo tendencia para vestir las paredes de cualquier habitación, ya que aporta un aire de elegancia y distinción único. Hace años se utilizaba para empapelar toda la casa, pero hoy en día se reserva para una o dos paredes de cada estancia con el fin de delimitar espacios y personalizar. Estas son las claves para sacarle todo el partido.

En la pared principal. La mejor pared para colocar el papel es la que tenga una buena visión frontal y, por tanto, funcione como principal en la estancia. Así se verá bien la composición y el diseño del papel elegido.

Los estampados. En habitaciones grandes se recomienda colocar papeles con diseños amplios para evitar una excesiva repetición que pueda llegar a marear. Los motivos pequeños se reservan para los espacios más reducidos, ya que se apreciará mucho mejor el diseño.

Delimita. Utiliza este recurso para delimitar zonas o ambientes. Por ejemplo, empapela la pared del sofá o una más pequeña que enmarque un rincón de lectura. En un dormitorio potencia la zona del cabecero empapelando la pared en la que se apoya la cama.

¿Y el resto? Pinta siempre el resto de las paredes de la habitación con un tono similar al que tenga el fondo del papel, y así conseguirás que quede integrado en el espacio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: