Menu

Reencuentro Real

El Último adiós al hermano de doña Sofía puso de manifiesto dos realidades totalmente opuestas: el esperado acercamiento de Letizia a su familia política y la ruptura total a nivel institucional entre el rey y don Juan Carlos.

La realeza europea se ha dado cita en Grecia para despedir al rey Constantino, un monarca que, pese a no haber podido ejercer como tal por haber vivido casi toda su vida en el exilio, era muy querido y respetado. Tratándose del hermano de doña Sofía (84), prácticamente todos sus hijos y nietos, a excepción de Leonor (17) y Sofía (15) viajaron hasta Atenas para dar su último adiós al soberano en una ceremonia que ha puesto de manifiesto las luces y las sombras que en la actualidad planean sobre nuestra familia real.

Esta ha sido la primera vez en muchos años en que los actuales monarcas se han dejado ver en público junto con los eméritos, las infantas, Elena (59) y Cristina (57), y los hijos de estas, y su reencuentro ha sido decisivo para dejar claro como están las relaciones entre todos ellos. Quizá lo que más ha llamado la atención ha sido la cordialidad y el cariño que Letizia (50) ha demostrado hacia su suegra.

  Los príncipes de Gales visitan Merseyside

La reina sabe lo que es perder a una hermana y, consciente de lo que significaba Constantino para doña Sofía, se convirtió en su apoyo y su paño de lágrimas durante el funeral y el entierro. De hecho, de camino al cementerio, ambas fueron agarradas del brazo, una imagen de cercanía y complicidad que hacía mucho que no se producía entre ellas. También don Felipe (54) se mostró muy pendiente de su madre en todo momento, lo que contrastó con la frialdad que demostró hacia su padre, al menos públicamente.

De hecho, pese a los evidentes problemas de movilidad de don Juan Carlos (85) -que apenas se relacionó con nadie-, el monarca no hizo amago de ayudarle y no intercambió con él ni una sola palabra, dejando claro que las líneas rojas que marco entre ambos hace años siguen intactas.

reencuentro de la familia real espanola 1024x576 - Reencuentro Real

¿CERCANÍA FINGIDA?

Sin embargo, en un momento dado sus sentimientos como hijo fueron más fuertes que sus obligaciones como monarca, y se acercó a abrazar y a saludar a su progenitor, al que dio dos besos y dijo: «Me alegro de verte, papa». Algo que la periodista experta en monarquía Mariángel Alcázar (67) explicaba así: «El titular de la Corona tiene que marcar distancia institucional con su padre de cara a la opinión pública, pero hay una relación padre e hijo».

  Muere Constantino de Grecia

Y esto no solo es así con don Juan Carlos, ya que con la infanta Cristina pasa algo parecido. «Se han retomado las relaciones personales entre don Felipe y su hermana a petición de doña Sofía», aseguró Marisa Martín Blazquez (59). Y lo cierto es que así debe ser, puesto que hasta doña Letizia se dejó ver en el funeral más cercana a sus cuñadas y sus sobrinos, a los que saludo con sonrisas y lanzándoles besos a su llegada a la catedral.

También se mostró muy cómplice con Marie Chantal (54), esposa de Pablo de Grecia (55), a la que parece haber perdonado los duros y ofensivos comentarios que esta lanzó públicamente sobre ella en el pasado. Sin embargo, para Pilar Eyre (71) esa buena sintonía no es del todo real: «No me ha convencido esa escenificación de las dos abrazadas, Letizia fingió».

La periodista incluso va más allá asegurando que la reina por fin ha seguido el «ejemplo impagable» de su suegra y ya ha aprendido «a fingir como ella».

idoia acosta - Reencuentro Real

Periodista y comentarista en esto del ‘salseo’ y el mundo del corazón.
Paseando disfrazada de gata curiosa entres famosos y famosetes.


Publicado

en

,

por

Comentarios

Deja un comentario