¿Qué cantidad de SAL necesitas?

  1. En España, el consumo es casi el doble del recomendado.

Su exceso puede provocar graves dalos a nuestro organismo, como la hipertensión arterial y otros problemas de corazón.

La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo medio de unos cinco gramos al día de sal, lo que equivale a una cucharilla de café.

Esta cantidad se cubre casi por completo con la que se encuentra naturalmente presente en los alimentos, por lo que debemos añadir el mínimo posible a la hora de cocinar.

¿PARA QUÉ SIRVE LA SAL?

Controla la cantidad de agua del cuerpo humano, ya que es la encargada de introducirla en el interior de las células.

También forma parte de los huesos e interviene en el funcionamiento de los músculos.

 

OJO A LA TENSIÓN ARTERIAL

Merece mención aparte, ya que es uno de los problemas más habituales.

La sal se encarga de regular la presión arterial y el volumen sanguíneo. El problema aparece cuando hay un exceso y los riñones no pueden eliminarla.

Se termina acumulando en la sangre, lo que atrae el agua e incrementa el volumen circulante. Esto provoca que el corazón necesite trabajar mucho más para mover la mayor cantidad de sangre posible y así eleva la presión.

¿Y EL SODIO?

En los productos elaborados es común encontrarlo entre los ingredientes, algo que puede llevar a confusión.

Se trata de uno de los muchos componentes de la sal y hay que saber diferenciarlo. Para calcular el contenido exacto de sal en un alimento, se debe multiplicar por 2,5 los gramos de sodio que indica la etiqueta.

 

SUSTITUTOS DE LA SAL

  • Pimienta negra: es una de las especias más sabrosas. Cómprala en grano y muélela justo cuando la necesites. Su sabor te haré olvidar la sal.
  • Mostaza: en salsa es uno de los condimentos más utilizados, pero sus semillas también dan un sabor muy apreciado. Puedes encontrar diferentes tipos para todos los gustos. Añádela a tus guisos y te sorprenderé.
  • Cebolla en polvo al igual que el ajo, su fuerte sabor consigue levantar cualquier receta. Un chorrito de jugo de limón también aporta un extra de sabor. Pruébalo en ensaladas y platos fríos.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: