Otro varapalo profesional para Julián Contreras

El hijo de Carmina se ha visto obligado a autopublicar su primera novela erótica porque ninguna editorial quería hacerlo.

La vida no se lo ha puesto fácil a Julián Contreras (35) y tampoco en 1 terreno profesional. Y es que el hijo pequeño de Carmina Ordoñez no acaba de tener buena suerte con sus proyectos laborales.

Y, a pesar de todos sus intentos por cumplir sus metas, las trabas en el camino siempre aparecen antes o después.

En esta ocasión se ha topado con varias puertas cerradas en su última aventura laboral una trilogía literaria de tintes eróticos por la que ninguna editorial ha querido apostar. Motivo por el que ha tenido que autopublicarse la primera parte, que verá la luz este mes en Amazon.

Así lo ha contado él mismo en una entrevista a ‘La Razón’:

«Me dijeron que solo editan a mujeres y que en mi novela faltaba la versión femenina de la autora, y yo le dije que era una pena que yo no sea mujer y que no me lo publicase por ser hombre, porque viviría toda mi vida de este escándalo. Yo aluciné».

Sin duda, una decepción para Contreras, que no entiende que ocurra algo así en la actualidad.

«Al final, aquí todo el mundo es muy progre y moderno, pero cuando llevas un libro que aborda la temática de una manera más explicita parece que estamos en la España de 1972».

No obstante, el joven no ha perdido la ilusión y no ha dudado en invertir él mismo en todo el proceso de edición.

El resultado es, en sus propias palabras, «una historia de amor musicalizada no apta para todos los públicos».

RECUPERA SU PUESTO

A la espera de la respuesta del público ante este nuevo reto, Julián ha podido volver a su puesto de relaciones públicas del Bingo Copacabana de Móstoles (Madrid) tras dos años de parón debido a la pandemia.

Y es que ya se sabe, a pesar de los varapalos continuos que ha vivido en los últimos años, la vida siempre da una tregua.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: