Isabel II reapareció en el funeral por su esposo en la abadía de Westminster, arropada por los Windsor al completo, a excepción de Harry, y por numerosos miembros de la realeza como Felipe y Letizia.

Así, doce meses después de que falleciera a los 99 años, Felipe de Edimburgo ha sido despedido por su esposa, Isabel II (95), por los Windsor y por la plana mayor de las monarquías europeas en la abadía de Westminster, con un servicio religioso en su honor que no se pudo realizar en abril de 2020 debido a la pandemia y que ahora ha reunido a numerosos ‘royals’ en Londres.

Desde las nuevas generaciones de monarcas, como Felipe (54) y Letizia (49), Guillermo (54) y Máxima (50), Alberto de Mónaco (64) o Felipe (61) y Matilde (49) de Bélgica; hasta las más antiguas, con Carlos Gustavo (75) y Silvia (78) de Suecia, Margarita de Dinamarca (81) y Beatriz de Holanda (84) a la cabeza.

Todos ellos han viajado hasta la capital británica para dar el último adiós al emblemático duque y arropar ala soberana inglesa, a sus hijos y a sus nietos en una solemne ceremonia a la que, sin embargo, no ha acudido el príncipe Harry (37), que si estuvo presente el año pasado en el íntimo sepelio que se celebró en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor.

  El príncipe Harry de Inglaterra culmina su amenaza

MADRE E HIJO, UNIDOS

El funeral ha supuesto dos importantes reapariciones de la familia real británica. Por un lado, la de Isabel, que asistía a un acto oficial por primera vez en cinco meses debido a su delicado estado de salud. Por otro, la del príncipe Andrés (62), que realizaba su primera aparición tras llegar a un acuerdo extrajudicial con Virginia Giuffre (38) en febrero.

A pesar de haber sido apartado de la vida pública por el escándalo Epstein, fue el elegido por la reina para que la acompañara en su llegada a la abadía. Juntos entraron por una puerta lateral y caminaron hasta la primera fila, en la que se sentaron junto a Carlos (73), Camila (74), Ana (71), Eduardo (58) y sus respectivas parejas.

Señal inequívoca de que Andrés sigue siendo su favorito. Tal y como mandaba el protocolo, los caballeros lucieron trajes de vestir en tonos oscuros, mientras que las damas llevaron estilismos en negro, azul o verde oscuro. Color este último elegido por Isabel y otras invitadas por simbolizar un alivio del luto y también por rendir homenaje a Escocia.

  Máxima de Holanda visita Grecia

Entre las más elegantes, sin duda, Kate Middleton (40), impecable, con un modelo plisado negro con tonillos en blanco y pamela a juego. También la monarca española, sobria y sofisticada, con un abrigo-vestido y un tocado en verde. Un acertado ‘look’ para un solemne evento en el que coincidió con Marie-Chantal de Grecia (53), cuatro años después de que esta afeara la conducta que Letizia tuvo a la salida de la catedral de Palma con la reina Sofía (83) el día de Pascua.

La emérita, por su parte, fue otra de las ausencias notables del funeral por el duque de Edimburgo.
















idoia acosta - Las monarquías europeas dan su último adiós a Felipe de Edimburgo

Periodista y comentarista en esto del ‘salseo’ y el mundo del corazón.
Paseando disfrazada de gata curiosa entres famosos y famosetes.

Deja un comentario