Julián Muñoz rompe su silencio

Julián Muñoz rompe su silencio

Julián Muñoz rompe su silencio

El exalcalde habla sin tapujos sobre la Pantoja, la guerra abierta con su hijo, su relación con el dinero y los años en los que fueron pareja.

«Isabel no da puntada sin hilo. Todo lo que esté haciendo lo tiene más que pensado», asevera.

Julián Muñoz se posiciona con KIKO RIVERA

El que fuera pareja de ISABEL PANTOJA (64) durante cuatro años y alcalde de la ciudad de Marbella, Julián Muñoz (74), ha roto su silencio sobre la tonadillera en una entrevista con la revista ‘Diez Minutos’, en la que ha hablado sobre la relación de esta con sus hijos y con el dinero, posicionándose claramente con KIKO RIVERA (36) en la guerra abierta que mantiene con su madre por la herencia de Paquirri. «Llegará un momento en el que se dará cuenta de que le ha perdido», afirma el expolítico, convencido de que la cantante «no da puntada sin hilo».

Y, a pesar de que reconoce que el DJ debería haber solucionado las diferencias con su madre de otro modo, sin llegar a hacerlas públicas, también está seguro de que «Cantora es lo único de lo que queda algo para rascar». Muñoz no se queda ahí, ya que también se hace preguntas acerca de la fortuna de la Pantoja. Para empezar, afirma que «nunca cobré una peseta de ella» cuando ejerció como su representante y que él era el encargado de pagar todo cuando vivían juntos. «Allí nadie aportaba, solo yo», afirma. Además, insinúa que la artista podría tener parte de su patrimonio monetario fuera de España:

Yo nunca supe donde estaba el dinero. A Isabel le encontraron 90.000 dólares en un bolso. Acabábamos de venir de América, por eso se lo devolvieron. Si vende Guadalpin, La Pera, la discoteca, el restaurante… Un montón de millones… ¿Dónde está ese dinero?

DULCE EJERCÍA DE MADRE

Por otro lado, Julian recuerda como fue el noviazgo con la tonadillera, a quien conoció en Fitur en 2002. Tal y como reconoce, solo estuvo un año enamorado de ella y, aunque tras salir de la cárcel quiso volver a su lado, ella le rechazo. «Yo no tenía un duro y no le interesaría», dice. Asimismo, Muñoz habla de cómo se comportaba Pantoja con sus hijos. «Ay, mi niño cuánto te quiero, no me molestes mucho y lo que haga falta te lo compro, es lo que yo he vivido», cuenta, al mismo tiempo que explica quién, según su opinión, se encargaba de todo lo referente a la crianza y educación:

Dulce era la que ejercía de madre. Ella se ocupaba de sus notas, de su ropa, de llevar y traer a Chabelita del colegio. Dulce era una buena madre. Isabel no se ocupaba.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: