Isabel Rábago y su peor pesadilla

Isabel Rábago y su peor pesadilla

Isabel Rábago y su peor pesadilla

CARA A CARA CON SU ACOSADOR

La colaboradora de Ya es mediodía ha acudido al juicio oral por las graves amenazas que recibió hace unos meses. «La Justicia decidirá y yo acataré lo que dicte», asegura.

Decidida «a llegar asta el final», Isabel Rábago (48) se ha enfrentado cara a cara en un juicio oral con su peor pesadilla el acosador que la amenazó hace ahora un año. Un individuo que contaba con «numerosos antecedentes» y que ya está en prisión, desde donde ha declarado telemáticamente. Circunstancia que ha evitado que la comunicadora haya tenido que pasar por un trago aún peor como tener que compartir espacio en persona con él. Un día antes de la cita judicial, la colaboradora de ‘Ya es mediodía’ anunció en su cuenta de Twitter que por fin había llegado el momento de la verdad, reiterando su agradecimiento a la Guardia Civil, cuerpo que ha llevado el caso y que insistió para que denunciara por el historial del acosador y el riesgo que podía tener para ella. «La Justicia decidirá y yo acataré lo que dicte», aseveró la periodista cántabra, quien tras este primer careo en los tribunales ha decidido tomarse un breve descanso en Venecia.

«Necesito desconectar por unos días», ha reconocido. Y es que, tal y como ha explicado en varias ocasiones, estos meses han sido una auténtica montaña rusa para ella. «He tenido subidas y bajadas de ánimo. Sé que he estado algo o muy insoportable», afirma con sinceridad. Por fortuna, Rábago ha contado en todo momento con el apoyo de su marido, Carlos Rodríguez (45), y de sus compañeros.

«SÍ, TENGO MIEDO»

Las amenazas comenzaron en mayo del año pasado, cuando un supuesto estafado por JOSÉ ANTONIO AVILÉS (25) se puso en contacto con Isabel para presentarle unas pruebas que ella no consideró evidentes. A partir de ahí empezó a enviarle mensajes tan duros como «te voy a machacar la cabeza» junto a la advertencia de ir a buscarla a Mediaset si no recibía respuesta. «He ido al cuartel de la Guardia Civil para presentar una denuncia por amenazas. Sí, tengo miedo», contó entre lágrimas y nerviosa en Viva la vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: