El príncipe Harry y su hijo Archie

 

La dicha del príncipe Harry desde que ha sido padre se refleja en su rostro. No hay mas que ver esta bonita fotografía con la que ha querido felicitar a todos el nuevo año, a través del Instagram de los duques de Sussex, con su pequeño Archie en brazos.

El niño, que acaba de cumplir ocho meses, luce un ‘look’ muy divertido con un gorrito de lana -de una empresa fundada por la religiosa Claire Conza, que enseña a tejer a mujeres necesitadas en Nueva Zelanda-, que recibieron los duques como regalo cuando se supo que Meghan Markle estaba embarazada. Las botitas de piel también se las regalaron durante el viaje que realizaron a Oceanía y el abrigo es de la firma Boden Cord y cuesta 42 euros. Según la revista ‘People’, fue la ex actriz quien saco esta instantánea durante su estancia en Canadá, en casa de su madre, Doria Ragland, donde se han instalado hasta que retomen sus obligaciones como miembros de la familia real británica.

 

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: