El peor momento del Príncipe Andrés de Inglaterra

Aunque cuenta con el apoyo de Isabel II, sus hermanos y su sobrino Guillermo no estén dispuestos a que represente de nuevo a la Corona porque lo consideran «una amenaza».

La pesadilla que comenzó para Andrés de Inglaterra (61) cuando su nombre se vio implicado en el escándalo de Jeffrey Epstein hace dos años continúa.

No solo lleva retirado como representante de la Corona desde noviembre de 2019, sino que parece que esta situación esta más que lejos de cambiar.

Por un lado, porque la demanda de Virginia Giuffre (38) -la mujer que le acusa de violación cuando ella era menor sigue adelante en Estados Unidos, aunque Scotland Yard -la Policía británica haya descartado tomar medidas contra él y no va a investigar más los hechos supuestamente ocurridos en Londres hace dos décadas.

Por otro, porque los Windsor no estén dispuestos a que el duque de York vuelva a la vida pública.

Y es que ninguno de sus hermanos considera posible su retorno.

«No hay forma en el mundo de que regrese, la familia nunca permitiré que suceda», asegura una fuente real, que también ha desvelado que Carlos (72), Ana (71) y Eduardo (57) acordaron en una reunión que no le apoyarán bajo ningún concepto.

EL SOSTÉN DE SU MADRE

Tampoco lo haré su sobrino Guillermo (39), convencido de que «supone realmente una amenaza» para la estabilidad de la Corona. Por el contrario, quien si está mostrándole su sostén de manera pública es su madre.

Tanto que Isabel II (95) está pagando de su propio bolsillo la defensa legal de su hijo preferido.

Un hecho que, para muchos, no resulta beneficioso para la soberana.

«La reina le está dando refugio bajo su falda. Y eso es perjudicial para su imagen», opina una experta en monarquía del ‘Daily Telegraph’.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: