Menu

El lado oscuro de Guillermo de Inglaterra

GATITA ROSA 5 meses ago 0 0

Una biografía hace añicos su imagen de príncipe perfecto y desvela su carácter impulsivo e impredecible, los roces con su padre y la vergüenza que sintió por su madre.

El duque de Cambridge (39) es, después de la reina Isabel II (96), el miembro de la familia real británica más popular. Tanto que su imagen de príncipe siempre entregado a su papel de representante de la Corona, tan distinta de la de su rebelde hermano, el príncipe Harry (37), es la responsable de que muchos le prefieran como próximo rey por delante de su padre.

Sin embargo, una nueva biografía sobre Guillermo, que verá la luz el próximo 21 de junio con motivo de su 40 cumpleaños, revela aspectos hasta el momento desconocidos de su vida y su lado más oscuro. Y es que, según el libro escrito por Robert Jobson (58), todo un experto en los Windsor, el primogénito de Carlos de Inglaterra (73) no siempre es ese hombre tranquilo y sonriente que aparece en cada evento público.

  Así se va a repartir el patrimonio de Isabel II de Inglaterra

Tanto que de puertas para adentro mostraría con frecuencia un carácter bien distinto. Sin ir más lejos con su padre, con quien ya comenzó a tener roces tras la muerte de su madre. Tal y como asegura Jobson, Guillermo «se siente al mismo nivel» que el príncipe de Gales, lo que a veces provoca conflictos entre ellos.

Camila (74) es, al parecer, la encargada de recordarle cuál es su sitio y de llamarle la atención cuando abusa de la generosidad de Carlos.

KATE LE CALMA Y APACIGUA

Por su parte, Kate (40) es la que trata de apaciguar el carácter «impulsivo e imprevisible» de su marido cuando se enciende. «Su temperamento feroz puede estallar, sobre todo cuando está frustrado o cuando se trata de problemas relacionados con su familia», se señala en el libro.

Otra de las ‘bombas‘ de la biografía está relacionada con Diana. Según Robert Jobson, de adolescente no llevo nada bien que Lady Di reconociera en televisión su infidelidad a Carlos. “Papá, no me avergüenza, mama, si», habría llegado a decir.

  La familia real sueca asistió a la reunión del consejo de la iglesia en la catedral de Uppsala
Written By

Leave a Reply

Deja un comentario