El estilo étnico: la mezcla que siempre funciona

La combinación de elementos de distintas culturas es la base para conseguir esta tendencia que nunca pasa de moda, ya que en ella caben todo tipo de piezas decorativas, muebles y textiles.

El estilo étnico es la fórmula que necesitas para integrar todos los muebles y accesorios que tengas de diferentes culturas en un mismo espacio.

La clave consiste en darle un lugar a cada objeto para obtener una estancia equilibrada y no demasiado recargada.

Te explicamos como.

  1.  Mezcla sin miedo. Lo bueno de este estilo es que no tienes que limitarte a una paleta de colores. De hecho, lo característico es la mezcla de todo tipo de tonos en un mismo textil o elemento. Dale rienda suelta a tu creatividad.
  2. Más madera. Todo el colorido anterior se debe compensar con una base suave que empaste perfectamente con el aire rústico en el que se inspira esta tendencia. Elige el mobiliario principal en madera con acabado natural y así siempre iras sobre seguro.
  3. Apuesta por lo auténtico. Además de los recuerdos de tus viajes, puedes añadir otros objetos que encuentres en tiendas de decoración o en mercadillos. Intenta que todos ellos sean originales y no inspiraciones, pues estas pueden restar realismo al resultado final.
  4. Objetos fetiche. Hay elementos que relacionamos especialmente con este estilo. Hazte con figuras de madera talladas, tapices de hilos de mil colores o cerámicas pintadas para sumar puntos.

 



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: