¿Viajes con niños? 5 destinos para los próximos meses

Bien entrada la primavera, los próximos meses son una muy buena época del año para viajar con niños. Te recomendamos 5 destinos para que disfrutes en familia.

1. Haz la ronda por Málaga

Es una de las mejores épocas del año para visitar Andalucía, porque la temperatura es muy benévola y puedes vivir con devoción sus procesiones.

¿Qué visitar? Te recomendamos que camines por las callejuelas de Ronda, repletas de Iglesias y monumentos históricos. Atraviesa el Puente Nuevo que, construido en el siglo XVIII, tiene 100 metros de altura y un mirador con unas impresionantes vistas. No te pierdas los Baños árabes, que se conservan en muy buen estado ni su Museo del Bandolero, que tiene un gran éxito entre los niños. Sin olvidar, por supuesto, sus procesiones, declaradas de Interés Turístico Andaluz. A veinte kilómetros de la ciudad, te recomendamos el Yacimiento Arqueológico de Acinipo. El teatro, las termas y algunas casas señoriales de hace dos mil años de esta ciudad romana se encuentran también muy bien conservadas.

¿Dónde dormir? La Guzmana de Ronda de Logis Hotels & Restaurants es una finca típica andaluza de finales del siglo XIX y tiene tan sólo siete habitaciones (habitación doble con desayuno desde 88 euros), por lo que puedes alquilar si quieres la finca entera. Con piscina exterior, es un remanso de paz en pleno paraje natural. Cuenta con un restaurante de cocina francesa que ofrece desayuno continental a sus huéspedes.

2. Báñate en la Ibiza más activa

Playas de blanca arena y aguas cristalinas, puestas de sol llenas de magia, la Semana Santa es una época un poco más tranquila para perderse por esta isla.

¿Qué visitar? Al este de Ibiza, a unos veinte kilómetros de la capital, está la playa de S’Argamassa y otras calas también muy familiares, como Cala Martina o Cala Pada. Aquí puedes hacer actividades acuáticas como banana boat, canoa o patín acuático y alquilar barcos para dar un paseo con la familia por el litoral ibicenco. Además de las playas y las actividades náuticas, esta zona de la isla es muy conocida por el acueducto romano de S’Argamassa del siglo I.

Otra opción para hacer con niños es acercarse hasta el parque de aventuras Acrobosc. Está al aire libre, en una zona de pinos y cuenta con tres circuitos según la altura y la edad del menor, con tirolinas, camas elásticas y todo tipo de obstáculos.

¿Dónde dormir? La cadena Pierre Vacances tiene los apartamentos Premium Villas S’Argamassa, con tres dormitorios y capacidad para seis personas (desde 557 euros el día y un mínimo de tres noches). De arquitectura y decoración típicas ibicencas, las villas disponen de piscina y jardín con barbacoa privados. Rodeadas de naturaleza, cuentan con una zona de juegos para niños y El Flor de Sal, un restaurante de cocina casera a base de ingredientes locales.

3. Pasea entre volcanes en Tenerife

Este destino familiar de las Islas Canarias es idóneo para parejas con hijos a los que les guste el senderismo y el contacto con la naturaleza.

¿Qué hacer? Una visita obligada es subir en teleférico al Teide, que os dejará a una altura de 3.555 metros. El paisaje que tienes desde la cima es indescriptible: si el día es claro, puedes divisar las islas de Gran Canaria, La Gomera, el Hierro y La Palma. Recuerda que necesitarás llevar contigo ropa de abrigo, calzado cómodo, agua y, sobre todo, una buena cámara de fotos. Si os gusta la aventura, puedes reservar hora para el Forestal Park, donde podréis escalar rocódromos, superar escaleras y redes, atravesar puentes colgantes y lianas y deslizaros por sus tirolinas. No dejéis la isla sin visitar La Laguna, ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ni el caso histórico de Guía de Isora, que es Bien de Interés Cultural por sus bellos ejemplos de arquitectura tradicional canaria.

¿Dónde dormir? The Ritz-Carlton, Abama (desde 311 euros la noche en habitación doble con desayuno incluido) cuenta con suites familiares para pasar unas vacaciones en familia con todo tipo de detalles, sin que los padres se preocupen por nada, ya que si los niños tienen entre 4 y 12 años pueden disfrutar de su programa “Ritz-Kids” con actividades de todo tipo pensadas especialmente para ellos.

4. Vive el romanticismo de la Costa Brava

Un litoral paradisíaco y paseos frente al Mediterráneo, Lloret de Mar es un destino muy familiar con muchos rincones por descubrir.

¿Qué hacer? Si quieres hacer una buena inmersión marinera, visitad el Museo del Mar. Ubicado en la antigua Casa Garriga, de un lloretense que hizo las Américas y mandó construir esta casa estilo indiano en su ciudad natal en el siglo XIX. Hoy, gracias a las nuevas técnicas audiovisuales, los niños se verán

inmersos en un viaje marítimo por la historia de Lloret de Mar. Desde aquí, en la playa de esta ciudad, parte el camino de ronda, hasta la playa de Fenals, pasando por la caleta de Sa Caravera y Cala Banys. Precisamente muy cerca de playa de Fenals se encuentran los Jardines de Santa Clotilde. Es una delicia pasear con niños por estos jardines inspirados en los del Renacimiento italiano, en un acantilado perfectamente cuidado y que tiene unas inmejorables vistas a Cala Boadella.

¿Dónde dormir? El paraíso de los niños se llama Guitart Gold Central Park Aqua Resort (desde 119 euros la noche, dos adultos y un niño, con desayuno incluido) y es un hotel que ya es un destino en sí mismo. Tiene suites con ilustraciones de Pilarín Bayés, distintas piscinas (una de ellas interior), un tobogán acuático que abre en temporada, pistas de tenis y hasta ¡una bolera para adolescentes! Si podéis, mientras los niños participan en alguna de las muchas actividades que tienen programadas, reservad hora para que os hagan un masaje de parejas en el SPA del hotel Gem Wellness & SPA, que está en el mismo complejo.

5. Cantabria, el señorío del norte de España

En Semana Santa, los acantilados y las kilométricas playas de esta comunidad autónoma están en todo su esplendor.

¿Qué hacer? La ciudad marinera de Castro Urdiales tiene una historia que se remonta a la época romana. Pasead tranquilamente por su casco histórico y visitad el Ayuntamiento; la iglesia gótica de Santa María, que alberga en su interior un cuadro de un Cristo crucificado pintado por Zurbarán; el imponente castillo medieval que hoy es un faro, y la ermita de Santa Ana. La ciudad también cuenta con numerosos edificios modernistas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, por lo que no es de extrañar que el núcleo urbano de Castro Urdiales sea Conjunto Histórico Artístico. Si queréis perderos entre los lugareños, te recomendamos un paseo por el espigón de la ciudad y que participéis en la Pasión Viviente, Fiesta de Interés Turístico Nacional.

¿Dónde dormir? El Sercotel Hotel las Rocas Playa (desde 127,60 euros la noche en habitación doble superior) se encuentra a un minuto a pie de la playa Castro-Urdiales, por lo que prácticamente dormirás sintiendo la brisa del mar y escuchando el rumor de las olas. Su restaurante ofrece cocina local y está especializado en marisco. Pregunta por su servicio de alquiler de bicicletas para conocer la ciudad de manera diferente.

La Razon

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: