¿Tiene Rocío Carrasco una personalidad psicopática?

Tiene Rocío Carrasco una personalidad psicopática

Tiene Rocío Carrasco una personalidad psicopática

Telecinco ha decidido mostrarnos a una Carrasco con sentimientos, en el momento en el cual tenía que contar el maltrato recibido por parte de su hija.

Al empezar a narrar los hechos se le suben las pulsaciones. Empieza a ahogarse.

Hay que parar la grabación. Preocupación entre los 28 que forman el equipo de Telecinco (si 28 ni más ni menos. Menos mal que se había grabado con el mínimo personal).

Intentan calmarla para ver si, así, le bajan esas pulsaciones y se le quita ese ahogo, pero no lo consiguen y no saben qué hacer (ehhhhh Quillos espabilar que se os ahoga. ¿Llamad a una ambulancia, no? La estáis maltratando con tal de hacer audiencias).

Llamad a esa misma que llamaron cuando tuvo el intento de suicidio 🤔🤔.

¡Ah, no¡ ¡que se fue por su propio pie al hospital (a pesar de haberse tomado más de 30 pastillas y hasta se pegó una ‘charladita’ con la recepcionista!

Que cualquiera que haya tenido un mínimo contacto con una situación de suicidio sabes que con esa cantidad de medicación te tienen que llevar en UCI móvil).

Ya, cuando temían lo peor, se abre una puerta y todos se quedan expectantes preguntándose quién será la persona que entra en ese enclave súper secreta.

Una figura se dirige a ellos y ¡sorpresa! ¿a que no sabéis quién era?! No os lo vais a creer¡. Era el heredero universal (el que no estaba en las grabaciones nunca, pero ahora dice Telecinco que si estaba, pero en la calle, por los alrededores, dando vueltas como un trompo).
No entró ni antes, ni después. Entró en ese preciso momento. ¡Cuando ya todos estaban rezando a la Virgen de Regla pidiendo que salvara a su gallina de los huevos de oro.
Se acerca a ella con pasos ligeros. La mira con preocupación. Con cara desencajada. Con miedo (normal que la mire así; si no termina el docu, no cobra) y en ese preciso momento…. ¡¡¡¡¡tachán!!!!!

Ella se tranquiliza. Le bajan las pulsaciones, se le quita el ahogo… Si, ese mismo hombre que cuando intento suicidarse fue el que entró a la habitación y la “salvo”; el mismo que cuando su hija la “apaleaba” y ella gritaba, estaba durmiendo a pierna suelta; ese mismo hombre que entró en directo en la entrevista (aunque él es anónimo y no tiene nada que ver con el asunto, ni lo va a tener, porque él no quiere ser un personaje de televisión. Todo muy irónico porque ahí estaba. En la tele. En directo. En una videollamada nada preparada. Los cojones) y que la Carrasco, al verlo empezó a sonreír y a decirle cuánto lo amaba; ese mismo hombre que no le dijo un “te quiero” aunque fuera por lástima o por quedar bien delante de tantos millones de espectadores. Si, ese sieso de hombre.

Pues encontrándose ya bien, deciden irse a comer y ¿a que no sabéis que comieron? Pues patatas y huevos fritos comían todos los días (repito TODOS LOS DÍAS. Los que estaba y los que “no estaba”, también) y les costaba 12 euros entre los 2.

Yo no sé que ha querido decir Telecinco con esto, si es que son tacaños o es que no tienen un duro o es que están ahorrando para pagar a Hacienda.

Pues a mí las patatas fritas y los huevos me encantan, pero peor es comer todos los días durante un verano arroz o pasta a secas sin una triste salsa como comían los hijos de la Carrasco en casa de su madre…

“Esto está escrito en base de todo lo que telecirco ha contado sobre la grabación en TV, en redes y en la web. Y si hablamos de utilizar y maltratar a mujeres sigamos con el secreto con el que se llevó el asunto hasta que Olga Moreno confirmó su contrato con supervivientes. Secreto que sirvió para que se fuera a Honduras con el corazón destrozado y sin saber cómo estaría su familia aquí (ella sí que les cogería el teléfono).

Porque de otra forma tendría que pagar una indemnización que no se pueden permitir.

Y tanto que se habla de proteger, a ver si protegen al hijo y a la pequeña Lola y dejan de seguirlos cuando salen. Porque telecirco decide quién es víctima y quien culpable en cada instante. Cómo lo decidió con la Carrasco hasta que, en el trato de grabar esta mierda, estaba la condición de retirar todas las demandas contra la cadena y los colaboradores.

Y quien fue verdugo de verdad para esa mujer doliente, ahora es verdugo para otras y os quedáis tan panchos y aplaudís con autocomplacencia. Y ahora va el niño.”Su enano”.

Parece que ya terminó con “su rubia”(pobre chica, pobre Ro, cuanto estará sufriendo obligada a escoger entre dos amores. Dividida entre quien la “parió” (pero tiene claro que no quiere verla porque no es el momento} y quien la acogió, so pena de ser linchada públicamente).

Parece un episodio bíblico, apedreada en la “plaza” de telecirco.

Pero ya le ofrecerán unos milloncejos en unos años para “repararla”.

Los cojones, de nuevo.

Pués nada.

A seguir….rebaño.

Por cierto: personalidad psicopática

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: