Terelu le planta cara a Kiko Hernández

Terelu le planta cara a Kiko Hernández

Terelu le planta cara a Kiko Hernández

Llevan arios protagonizando enfrentamientos en televisión, pero parece que esta vez la mayor de las Campos no va a pasar por alto los duros ataques de Hernández a su hija: «Ya no me vale el perdón, me valen los hechos».

Han compartido plató durante años, pero la unión profesional de Terelu Campos (55) y Kiko Hernández (44) jamás se ha convertido en amistad.

Así lo han confirmado ellos en varias ocasiones y, aunque han intentado mantener la cordialidad, su relación siempre ha sido muy tensa y han sido muchos los enfrentamientos que han protagonizado a lo largo de los años en Sálvame Una situación que se acrecentó tras la salida de la malagueña del programa en el que había trabajado durante casi diez años, en 2019.

En ese momento los ataques del colaborador hacia toda la familia Campos, en especial a Carmen Borrego (54), a la que puso el sobrenombre de «Potota», no cesaron.

Y ese precisamente ha sido uno de los motivos por los que los conflictos entre ellos se han recrudecido, y mucho, en los últimos tiempos. Pero la hija mayor del clan ha llegado a su límite y ha dado un golpe en la mesa para frenar las duras críticas que recibe habitualmente del «ex gran hermano».

«Yo creo que una persona con tu bagaje profesional y con una cierta edad tiene que saber lo que no puede ser. Estoy en un punto de mi vida que ya no me vale el perdón, me valen los hechos. Hay cosas que son innecesarias y que solo restan, no suman», sentenció la malagueña desde Viva la vida tras escuchar las últimas palabras de Kiko Hernández, que parecen no haber afectado tanto a otros miembros de la familia, como Carmen y Maria Teresa (80), que, lejos de hacerle reproches, han acercado posturas con él.

«ES MALA PROFESIONAL»

La última batalla se desencadenó cuando el peso pesado de Sálvame cargó contra Terelu y contra su hermana después de que ambas concedieran una entrevista en la que hablaron de mila ximénez mila ximénez MILA XIMÉNEZ. Algo que al colaborador no le gusto en absoluto, sobre todo porque lo hicieron en un ambiente distendido, entre risas, y posando en bañador, lo que consideré una falta de respeto a la memoria de su amiga, fallecida hace dos meses.

El madrileño cuestionó el testimonio de su excompañera y arremetió contra ella, hasta el punto de calificarla de «mala profesional» y asegurar que conseguía los trabajos gracias a una «clausula» que su madre pedía en sus contratos.

«Estás ahí sentada, como si estuvieras puesta por el ayuntamiento, sin decir nada. ¿Te quieres parecer a tu madre? Solo te pareces a ella en la estatura. En comunicadora, cero», aseguró él muy enfadado.

Pocos días después se arrepintió de esas duras palabras que, tal y como confesó más tarde, pronunció en un arrebato. Hizo examen de conciencia y no dudó en rectificar: «Me he portado muy mal contigo este último año y te digo que, si te he ofendido, te pido disculpas.

Ya sabes la lengua que tengo, que me caliento y…». Sin embargo, este arrepentimiento ha llegado demasiado tarde para Terelu Campos, que no va a permitir que se ponga en duda la trayectoria profesional que lleva a sus espaldas.

«Cuestionar la profesión de un compañero… eso no se hace. No se juega con el trabajo y los años de carrera de un compañero. No se tira por tierra el trabajo de más de 35 años. Yo he trabajado mucho y bien y sigo haciéndolo, menos de lo que me gustaría, pero es lo que hay», respondió la malagueña desde el programa en el que colabora.

«¿HASTA CUÁNDO?»

Sin embargo, estas declaraciones no han sido las que más le han dolido a la mayor de las Campos. Su hija también ha sido objetivo de algunos de los comentarios de Kiko, pese a que él le había prometido que dejaría a Alejandra (21) al margen de los conflictos.

«Tú has tenido la suerte de haber salido de Terelu y te han sentado ahí; un contrato firmado porque te llamas Campos. Hay gente de tu generación que para ganar mil euros se tiene que dejar las pelotas. Tú acabas de llegar a este mundo, te sientas y hablas de tu familia, y eso no basta», sentenció el madrileño con dureza.

Parece que la colaboradora siente que Hernández ha faltado a su palabra y no va a pasar por alto ni un solo ataque más hacia Alejandra, ya que considera que las críticas que se hacen desde Sálvame no son constructivas, sino todo lo contrario. «Las palabras que ha dicho de mi hija son lo que más me ha dolido. Yo entiendo que ella esté en televisión y se la tenga que replicar, ella lo tiene claro. Pero se puede hacer bien. Le puede dar un zasca con cariño, para que aprenda. Además, él es padre. ¿Hasta cuándo, Kiko?», fue la pregunta que Terelu le ha dirigido a su excompañero. Sin duda, este parece ser el motivo más importante por el que la hermana de Carmen Borrego no va a aceptar las disculpas de Kiko, unas disculpas que, además, no se acaba de creer. Por lo que parece que el hacha de guerra sigue en alto y está lejos de ser entenada.

«Hay veces que pierdo el norte y la razón, pero no pido disculpas si no lo siento de verdad. No soy un arrastrado. No me voy a ir a Málaga con 80 ramos de flores y con la canción de ‘Perdóname’. Si no aceptas mi perdón, no pasa nada», zanjó Kiko tras escuchar la opinión de Terelu.

«LA HA HUMILLADO»

Y mientras ella le ha plantado cara a Kiko después de tantos ataques, dos miembros de su familia hacen todo lo contrario. Carmen, enemiga número uno del madrileño, y Maria Teresa han acercado posturas con él y han decidido dejar atrás todos los comentarios que ha hecho sobre ellas.

Carmen decidió firmar una tregua con Hernández después de participar con él en La última cena. Aunque durante el programa la tensión entre ellos fue más que palpable, finalmente la hermana de Terelu firmó la paz, algo que la ha hecho sentirse «liberada».

Sin embargo, se trata de una decisión que Alejandra no ha entendido y le ha costado más de un enfrentamiento con su tía. «Me parece que él la ha humillado y no sé cómo puede perdonar a una persona que la ha tratado así. Hay cosas con las que no estoy de acuerdo», dijo.

Pero si esta reconciliación levanté suspicacias, mucho más la invitación que Teresa hizo a Kiko para comer en su casa en mitad de esta guerra, un momento que él inmortalizó en sus redes y que muchos interpretaron como una provocación. Tanto Terelu como Alejandra han asegurado que la matriarca no conoce los ataques del colaborador a la más joven del clan. «Si mi abuela supiera muchas cosas, no le invita.

Si alguien habla mal de mí, esa persona no entra en su casa», aseguré la joven, pero Kiko sostiene que lo sabía y, es más, que le felicitó por su comportamiento. Sea como fuere, si algo es evidente es que esta situación esté levantando ampollas entre las Campos y parece que no todos los miembros estén dispuestos a pelear en la guerra de Terelu.

ELLA ES LO MÁS IMPORTANTE

Hace algunos días, Terelu se sinceró sobre su maternidad y la relación que mantiene con Alejandra con una bonita carta. Para ella, su hija lo es todo, «es lo más importante» de su vida. Y como cualquier madre la protege, por eso no va a permitir que nadie la siga atacando.

«Me aterroriza que la toquen y le hagan daño. Prefiero que los disparos vengan a mí, aunque ella se equivoque», confiesa la colaboradora.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: