Tamara Falcó: «Era infeliz y la religión me cambió»

La hija de Isabel Preysler (70) ha hecho un alto en sus vacaciones para acudir a un encuentro religioso en la catedral de Burgos. Un acto en el que ha explicado como su vida se transformó por completo cuando una Biblia cayó en sus maños:

«Iba sin rumbo, no sabía cuál era mi propósito. Era infeliz, pero la religión me cambio».

Y no es lo único que ahora llena el corazón de Tamara Falcó (39). Desde hace un año sale con Íñigo Onieva (31) con el que asegura que tiene planes de futuro.

Quizá uno de ellos es la maternidad algo que no descarta en absoluto.

«Me encantaría, soy super niñera y me encantaría. Tengo unos sobrinos y una ahijada maravillosa» ha reconocido con la naturalidad que siempre la ha caracterizado.

Solo hay una cosa que empañaría su felicidad: la muerte de su padre el año pasado a causa del coronavirus.

Ahora su viuda, Esther Doña (43) le va a recordar en unas memorias con las que Tamara está encantada: «Me alegro de que hable con tanto cariño».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: