Tamara Falcó desmiente su compromiso

Aunque su relación con Íñigo va viento en popa y asegura que quiere casarse y formar una familia, de momento no hay planes de boda. «Si hubiera pasado, no me importaría contarlo», afirma.

Lo de Tamara Falcó (40) ha sido uno de los veranos más especiales que recuerda. Tras unos meses con su agenda a rebosar, la duquesa de Griñón ha podido desconectar totalmente» para disfrutar de su familia, de sus amigos y, por supuesto, de su amor, Íñigo Onieva (33).

Con él no oculta que vive un gran momento. De hecho, sigue pensando en una vida en común con él, aunque de momento no hay anillo de compromiso. Así de claro, quiso dejarlo en su regreso al trabajo con Tous, donde aprovecho para desmentir que, tal y como se ha publicado, haya habido petición de mano.

«No me he enterado… con el trajín del verano, he sido la última en enterarme, ha explicado a ‘Vanitatis’ con su particular sentido del humor. «Si hubiera pasado, no me hubiera importado contarlo», añadió, señalando que El Rincón -el palacio que heredo de su padre no ha sido punto de encuentro para ninguna pedida, sino solo el escenario de ‘La marquesa, su docuserie de Netflix, que probablemente tendrá una segunda temporada.

  Shakira podría ir a prisión

Pero como a sincera no le gana nadie, la hija de Isabel Preysler (71) admitía que si han hablado de matrimonio, ya que una relación como la suya «no tendría sentido» sin un proyecto de vida: «Siempre he dicho que me gustaría casarme, formar nuestra familia y ser felices y comer perdices.

Isabel Preysler no tiene clara la boda de Tamara

«CUANDO DIOS QUIERA»

Con las cosas así de cristalinas, lo que aún no está claro es que el compromiso sea inminente. «Será cuando Dios quiera», afirmó tranquila, desvelando que ella no va a ser quien se lo pida: «Soy muy romántica, muy clásica y si hay que hincar la rodilla, pues que lo haga». Mucho más seria se mostró al hablar de otros rumores recientes: uno, el de un posible embarazo, algo que considera insultante.

«Lo que pasa es que he engordado… Pero, si no es eso, es que me ha puesto los cuernos, hemos roto…», aclaró cansada porque precisamente los rumores de infidelidad volvían a surgir durante sus vacaciones a raíz de unas fotos del empresario en un yate con una exnovia.

  Los Alba unidos por su padre

«Lo que no es normal es que no pueda hablar con alguien del otro sexo. Es tremendo», se lamentó al respecto sentenciando: «No es agradable que inventen historias, pero no quiero un tipo de relación marcada por los celos. Confío cien por cien en él».

Deja un comentario