Susanna Griso acalla rumores: «La guerra con Ana Rosa no existe»

La presentadora de ‘Espejo público’ habla del enfrentamiento que se ha vendido sobre ellas, negándolo y admitiendo que a ambas les hace «mucha gracia».

Susanna Griso (52) y (66) Ana Rosa Quintana son dos de las periodistas más prestigiosas de nuestro país y, desde hace más de 15 años, también las reinas indiscutibles de las mañanas de televisión. Dos títulos tras los cuales muchos han querido dibujar una enemistad que ahora la conductora de ‘Espejo público’ ha aprovechado para desmentir.

«Se ha querido vender una guerra entre nosotras que da mucho morbo y, en realidad, no existe», afirma la catalana en una entrevista para ‘Yo Dona’. Además, apunta que en lo profesional sus programas son «muy distintos», mientras que, en lo personal, el hecho de que sean dos mujeres probablemente ha potenciado el relato de la confrontación y se ha jugado mucho con ello».

PELEAS Y PINGANILLOS

Griso es consciente de que hay una tendencia a compararlas, a pesar de que sus trayectorias profesionales nada tienen que ver. «Yo he hecho toda mi carrera en informativos. Se ha forzado ese enfrentamiento y a nosotras siempre nos ha hecho mucha gracia», asegura, mientras admite que, pese a la rumorología, ellas están por encima de las audiencias y siempre han llevado la competencia profesional «con mucha elegancia». Eso si, eso no quita que en un momento dado hayan tenido algunas peleas», aunque, eso si, todas circunscritas al ámbito laboral

Noticias en GATITAROSA >>>  Patricia Pardo y Joaquín Prat, premiados

«Sobre todo con la guerra de los pinganillos por meter antes al mismo protagonista, pero son cosas del directo y parecen mucha más bronca de lo que son en realidad». De hecho, y aunque debido a la enfermedad de Quintana, de la que su compañera ha estado muy pendiente, últimamente se ven menos, hubo un tiempo en el que quedaban y se reunían a comer a menudo.

En ocasiones también se unían Marilo Montero (56), M. Teresa Campos (80) y Concha García Campoy. «Las reinas de las mañanas… Era muy gracioso», explica revelando su receta para seguir en la cima que las críticas no la afecten. «Me da igual lo que digan de mí», dice tan contundente como convencida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: