La mágica lección de Mahi

MAHI MASEGOSA era, a su llegada a la isla de ‘Supervivientes’, una de las concursantes más desconocidas. No obstante, su naturalidad y espontaneidad la han llevado hasta la final del reality. La audiencia le ha dado mucho a Mahi, y al revés.

Mahi a abierto Supervivientes a los sentimientos más nobles. Nos ha demostrado que la adversidad puede desaparecer tras un chascarrillo que revele una sonrisa.
Sin enfados. Sin broncas. Sin insultos.

En el capítulo final de ‘Conexión Honduras’ los últimos cuatro concursantes se han reencontrado con su maleta. Una de las reacciones más esperadas era la de Mahi, la concursante más fashion de la edición.

La estilista y diseñadora viste de forma extravagante y excéntrica. Sus pelucas, pestañas postizas, lentillas de color no pasan desapercibidas. Parecía que Mahi viviría su gran momento al reencontrarse con todas esas cosas, pero su reacción ha sido muy distinta a lo que se podía esperar.

He sido capaz de mostrarme al mundo tal cual soy, sin maquillaje y sin mis pelucas ni mis vestidos, y no he tenido problemas. Le daba mucha importancia a mi imagen física”, ha reflexionado la concursante.

Con las prioridades reordenadas, la andaluza ha contado que su vida cambiará de aquí en adelante. “Lo estético no tiene tanta importancia, aunque yo me dedique a ello, me he dado cuenta aquí de las cosas que realmente necesito”, ha compartido. Tanto es así que ha terminado con una sorprendente revelación: “Antes que con mis pelucas me quedo con un cuarto de coco”.

Lecturas

1 pensamiento sobre “La mágica lección de Mahi

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: