Sonsoles Ónega: «Pensé que mi hijo se me iba»

La presentadora ha hablado más de una vez de la enfermedad que sufre su hijo Gonzalo (8), diabetes de tipo 1, que dio a cara hace cuatro años. Sin embargo, esta vez ha abierto su corazón de par en par para contar los temores que sintió cuando el pequeño fue diagnosticado.

«Le llevé al médico y de camino le di un batido de chocolate. Ingresó con más de 500 de azúcar. Pensaba que el niño se me iba porque de repente lo encuentras con cuatro vías, metiéndole insulina. Yo me quería morir porque me preguntaban qué había desayunado el niño», ha confesado Sonsoles con cierto sentimiento de culpa. Tras el diagnóstico llegó lo peor: aceptar la dolencia que sufre su pequeño y aprender a convivir con ella.

Algo que no fue nada fácil para la periodista:

«Tuve miedo. Un hijo enfermo es lo peor que a una persona le puede pasar. Hay que aprender a vivir con ello y sacar lo más positivo. Yo creo que hace niños más responsables, más conscientes».

Pese a todo, Sonsoles reconoce que Gonzalo es un niño «muy disfrutón».

«El día que levantas un poco la mano y le das una chuche es fiesta para él», ha asegurado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *