Se lleva el Borgoña

Este tono rojo oscuro proviene del color del vino de la zona francesa que le da el nombre y aporta intensidad y clase a cualquier estancia, pero es complicado de integrar.

 

 

 

Claves para decorar utilizando el color Borgoña

Lo más habitual y sencillo es decorar en tonos neutros y claros como el beis, el blanco y el gris claro. Pero, si quieres lograr un efecto especial, arriésgate con tonos oscuros como el borgoña, que es aún más oscuro que el color vino o granate. Lo primero que debes saber es que es importante no excederse con el porque cansa mucho antes que otros colores y resta luminosidad, por lo que debes tener cuidado al utilizarlo.

En las paredes.
Úsalo en una pared principal o en la pared a la que desees la atención. Si añades otros elementos en las paredes, los tonos claros serán tus aliados, con cuadros en color blanco y los textiles en beis claros.

Muebles.
Un sofá en este tono o un mueble pintado de borgoña dará la pincelada perfecta de color. Eso si, el resto de la estancia debe estar decorada en tonos neutros. Es un recurso muy bueno para renovar un mueble antiguo que desees cambiar por completo.

Textiles.
Es una forma barata y fácil de integrarlo. Puedes usar el borgoña en cortinas, cojines, toallas, sábanas o alfombras.

En la cocina.
Aquí tienes dos opciones: utilizar este tono en la encimera o en las puertas de los muebles, teniendo en cuenta que el resto del mobiliario debe ser de color blanco o neutro.

 

 

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: