Sara Carbonero e Isabel Jiménez rentabilizan su firma de moda

Las periodistas han vendido a una famosa empresa su marca, Slow Love en la que seguirán siendo directoras creativas, y ahora sus prendas podrán comercializarse en más de 90 países.

Mucho se ha hablado sobre la viabilidad de la firma de moda que Sara Carbonero (37) y su amiga Isabel Jiménez (39) pusieron en marcha en 2015. Slow Love fue creada como una tienda online en la que se comercializaban prendas de distintas marcas confeccionadas con fibras naturales y con la firme premisa de unir el estilo y la sostenibilidad. Un ambicioso proyecto que, pese a la fama de ambas, no logró dar los beneficios que se esperaba, cosechando más deudas que ganancias.

Algo que han decidido solucionar vendiendo la firma a un gigante de la moda, Tendam, antiguamente conocido como Grupo Cortefiel y que aúna a otras marcas importantes como Pedro del Hierro y Hoss Intropia.

No en vano el otoño pasado Sara e Isabel firmaron una colaboración por la que sus prendas se venderían en las tiendas físicas del nuevo propietario. Ellas mismas presentaron su colección como las mejores embajadoras de su firma, de la que seguirán siendo directoras creativas. Un negocio redondo se mire por donde se mire, ya que, además del dinero recibido por su venta, ahora sus prendas se beneficiarán de la sólida estructura operativa de la compañía, que está presente en 90 países con 2154 puntos de venta.

Por el momento, sus prendas estén disponibles en más de 130 tiendas de España y Portugal.

Sara Carbonero e Isabel Jiménez rentabilizan su firma de moda

MÁS QUE AMIGAS

Se abre así un futuro prometedor para la aventura empresarial que comenzaron juntas y en la que depositaron toda su ilusión convirtiéndose en socias, además de amigas o «comadres», como se llaman cariñosamente. Una amistad que se forjó en los informativos de Telecinco hace más de una década y que en estos años han trasladado a sus familias y a sus hijos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: