Sacamos a la luz los verdaderos motivos del despido de Antonio Canales

A ver.
Antonio Canales no tiene pelos en la lengua. Es hombre de al pan pan, y al vino… vino.
De los que se visten por los pies y de los que no se deja manipular por nada ni nadie.

Con estas premisas, era lógico que no aguantara mucho en el universo de ‘La fabrica de la tele’

“Pues sí, ya era muy evidente… Donde no me quieren es porque no me merecen. Gano mucho más por lo que callo que por lo que digo”- nos cuenta el bailaor.

¿Y qué cosas callas Antonio?

“Muchas. Yo no estoy dispuesto a hacer cosas que no van con mi manera de ser. No voy a mentir. Ni voy a entrar en el juego de decir cosas que no son la verdad”

¿Por lo de Rocío Carrasco?

“No directamente… pero sí. Olga es mi amiga. Se ha portado bien conmigo. No me ha hecho nada mal. ¿Qué quieren?
¿Que diga cosas que no son verdad? Eso sí que no. “

¿Te dolió la forma en que te comunicaron que no contaban contigo?

“Fue difícil.  “Había que encajarlo bien, tengo pena de que no se haya hecho en privado, no la he liado he hablado con mucha claridad. Mi perfil está en otro lugar, he aguantado demasiado aquí, 80 días, esto no es tan fácil, mi destino no era quedarme aquí”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: