Rocío Carrasco: ¿Puerta abierta a la reconciliación?

Todavía no se han puesto en contacto con ella, pero la primogénita de «la más grande» no descarta un futuro reencuentro con Ro y David «Tengo la esperanza de que en algún momento todo sucederé», asegura.

Vestida de fucsia una vez más y «tranquila, relajada y preparada», Rocío Carrasco (44) reapareció en el plató de Sálvame después de un mes de vacaciones para aclarar ciertas dudas surgidas en las últimas semanas acerca del supuesto diario secreto de su madre y para dar algunas pistas sobre En el nombre de Rocío, la serie documental que verá la luz el próximo otoño.

Pero su retorno a la pequeña pantalla sirvió, sobre todo, para que explicara en qué punto se encuentra la relación con sus hijos, Rocío (24) y David (22) Flores, y abriera tibiamente la puerta a una reconciliación. A pesar de que la esposa de Fidel Albiac (48) contó que durante este tiempo no ha tenido noticias directas de ellos, reconoció que no descarta la posibilidad de un acercamiento en el futuro. «Ni he recibido una llamada ni la espero en este momento, pero supongo y tengo la esperanza de que en algún momento todo sucederá, la vida es larga si Dios quiere», aseguró la empresaria después de que su compañera y amiga Carlota Corredera (47) le preguntara si alguno de sus hijos se había puesto en contacto con ella.

LÁGRIMAS POR SU «ENANO»

Poco antes, durante una pausa publicitaria, la exmujer de antonio david flores antonio david flores ANTONIO DAVID FLORES (45) había roto a llorar cuando Marta López (47) se le acercó para contarle «una cosa bonita» sobre David, que, sin embargo, no quiso escuchar. «Yo le he dicho que era algo muy bueno de cómo habla de ella», explicó la exconcursante de Supervivientes a la vuelta de publicidad, sin que la hija de ‘la más grande’ pudiera contener la emoción. «Se me han saltado las lágrimas, pero estoy bien. No hay nada que tú me digas que yo no sepa», reconoció Rocío, una buena muestra de todo lo que echa de menos a su pequeño, quien, como ya contó, es su gran debilidad. Y es que, en otro momento del programa, aclaró que no pone a sus dos hijos «en el mismo nivel», en clara referencia al espinoso enfrentamiento vivido con su primogénita y a los pasos que considera que esta debe dar antes del reencuentro.


CLARA Y CONTUNDENTE


La reacción de Ro ante las palabras de la mujer que le dio la vida no se hizo esperar. Tan solo un día después, quiso dejar muy claro a través de El programa del verano, que «la única que ha tendido puentes, tanto en privado como en público» ha sido ella. «Quiero dejar claro que siempre he tendido la mano a una llamada y reconciliación con mi madre», reiteró la joven, sin querer entrar a valorar nada más de lo que había dicho Carrasco acerca de ella y su hermano pequeño.

Sin duda, una respuesta contundente que evidencia que, a pesar de que la paz aún parece estar bastante lejos, en realidad ambas estarían deseosas de alcanzarla y todo podría ser tan solo una cuestión de tiempo y de que alguna de ellas decida levantar el teléfono.

«TODOS HAN MENTIDO»

Respecto al supuesto diario de la Jurado que ha provocado todo tipo de especulaciones, Carrasco explicó que se encuentra en su poder y que se trata de unas anotaciones que la artista realizó durante años sobre su vida.«Existen unos escritos con sus reflexiones, pensamientos, experiencias…», contó la colaboradora, dejando su contenido para el documental. Por otro lado, la empresaria también aseguró que Ortega Cano (67) mintió cuando dijo que conocía la existencia de este diario. «Ni lo ha visto ni sabe dónde esté.

Pero ni a él ni a su hermana, su hermano y sus cuidados les hace falta saber lo que pone ahí porque lo han vivido», aseveré tajante.

Al mismo tiempo, aclaraba que esos manuscritos no son ni mucho menos lo más significativo: «Se les esté dando mucha relevancia, pero hay un documento más importante que da origen a todo lo que hemos vivido durante todos estos años».

Sin entrar en más detalles, Carrasco avanzó que la docuserie revelará «la realidad de lo que ocurriría» en la vida de «la más grande», así como lo que ha ido pasando ras su muerte en el entorno de la artista, donde, según su punto de vista, han abundado las falsedades.

«Toda la familia mediática de mi madre ha mentido», afirmó sin titubear sobre Ortega Cano y gran parte del clan Mohedano.

Tan solo salvó de la quema a Rosa Benito (61). «Ha tenido sus cosas, pero no siendo de mi sangre, se ha portado mejor conmigo», reconoció. A la espera de que En el nombre de Rocío vea la luz este otoño, Carrasco ha regresado totalmente liberada, y, sobre todo, dispuesta a no callarse nunca más: «Todo lo que se diga a partir de ahora y no sea verdad voy a contestarlo taxativamente».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: