Raquel Sánchez Silva perseguida por el caso Biondo

Ocho años después de la muerte de su marido, la presentadora se siente «dolida y sorprendida» por las declaraciones de los padres de Mario en los medios españoles, donde la han acusado de «esconder algo».

Raquel Sánchez Silva revive su calvario

Aunque su filosofía de vida parece basarse en la frase «vive y deja vivir», la paz que tanto le ha costado encontrar a Raquel Sánchez Silva (48) se ha vuelto a romper en mil pedazos.

Las recientes entrevistas que los padres de Mario Biondo han concedido a distintos medios españoles descartando que el marido de la presentadora se suicidara e insistiendo en la teoría del homicidio han hecho que la vallisoletana reviva su peor pesadilla.

Y es que, al dolor de tener que recordar la muerte de su esposo, Raquel ha sumado el hecho de verse nuevamente señalada. No en vano, aunque Santina D’Alessandro ha dejado claro en sus intervenciones que no la culpa del fallecimiento de su hijo, de alguna manera ha sembrado la duda asegurando: «Seguro que esconde algo».

Además, la madre del cámara italiano ha sido muy crítica con el hecho de que su exnuera rehiciera su vida tan rápido al lado de Matías Dumont (38), padre de sus hijos mellizos, Bruno y Mateo, de 6 años.

AMENAZAS DE MUERTE

Ante tales declaraciones, Raquel se ha mostrado «sorprendida y dolida», según ha asegurado su entorno. Además, estas fuentes han confirmado que Sánchez Silva no dudaré en emprender acciones legales contra sus exsuegros si «vuelven a traspasar líneas rojas».

Y es que todo este asunto ha sido un auténtico calvario para la periodista, que incluso ha sido víctima de un gran acoso a través de las redes sociales.

«A nadie le gusta que le insulten y mucho menos que le acosen. Hay muchos mensajes que no solo van dirigidos a ti, sino a tus hijos, hay amenazas de muerte…», ha confesado en el programa de Chicote, ‘Fuera del mapa’.

Sin embargo, esta pesadilla podría llegar pronto a su fin, ya que la Fiscalía de Palermo podría estar a punto de cerrar el caso por falta de pruebas, concluyendo que Mario Blondo se suicidó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *