Rania de Jordania: “Ha sido un año muy difícil”

ENTREVISTA-A-Rania-de-Jordania

ENTREVISTA-A-Rania-de-Jordania

“En los cumpleaños anteriores, siempre deseaba tener más tiempo con mi marido y mis hijos. En lo que va de año, ¡todo lo que he tenido es tiempo!”.

Así explica Rania de Jordania cómo ha recibido los cincuenta años, que cumplió el pasado lunes 31 de agosto.

La mujer de Abdala II reflexiona sobre un “regalo”, el del tiempo con los suyos, que le ha llegado en un contexto incierto y convulso incluso para una mujer que está considerada entre las cien más pode- rosas del mundo.

“Ha sido un año muy difícil, pero estoy agradecida de que mi país esté haciendo todo lo posible para limitar la propagación de la Covid-19 dentro de nuestras fronteras y anteponer la salud y el bienestar de nuestra gente”, dice la Reina en un momento en el que el virus ha puesto en jaque al mundo.

“A lo largo de esta crisis global, ha habido días que parecieron durar toda la vida, seguidos de meses que pasaron volando en una neblina», explica Rania, capaz de poner en palabras esa sensación de desasosiego compartida por muchos.

“Ha sido una bendición tener a todos mis hijos cerca, especialmente durante los meses en que Jordania estuvo bajo un estricto bloqueo”, cuenta Rania, madre del príncipe heredero Hussein, de veintiséis años; la princesa Imén, de veintitrés; la princesa Salma, de diecinueve, y el príncipe Hashem de quince.

“Como tantas familias, estábamos agradecidos de estar juntos, pero también con el corazón roto al ver el dolor y la pérdida que este virus ha infligido a tantas personas en todo el mundo”, añade la mujer que está considerada por la revista “Forbes” una de las cien mujeres más poderosas del mundo. <

“En mi cumpleaños, mientras las personas que amo estén cerca, estén sanas y seguras, no podría pedir más”, concluye



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: