Ramón García y Patricia Cerezo se separan

El carismático presentador de televisión y su mujer ya han firmado el divorcio tras 24 años de matrimonio y dos hijas en común. A pesar de la sorpresa que ha causado la noticia, aseguran que tienen una buenísima relación y que se trata de una ruptura «amable» sin terceras personas.

Hay historias que, tristemente, se repiten. Un año después de que Paloma Cuevas (48) y enrique ponce ENRIQUE PONCE (49) anunciaran su inesperada separación, sus íntimos amigos Ramón García (59) y Patricia Cerezo (49) siguen sus pasos y también han decidido poner fin a su relación tras casi 25 años de matrimonio y dos hijas en común.

La noticia ha causado una enorme sorpresa, ya que, al igual que el torero y la empresaria, a ojos de todo el mundo parecían la pareja perfecta.

«Es una separación amable, entre dos personas que se siguen queriendo mucho. No somos pareja, pero seguimos siendo familia», han explicado de forma conjunta mientras su entonó insiste en que ha sido una decisión que han tomado «de manera amistosa y sin dramas».

Pese a que no se ha conocido hasta ahora, la pareja llevaba tiempo rota, si bien ambos han querido llevar todo el proceso con discreción por el bien y la tranquilidad de sus dos hijas, Natalia, de 17 años, y Verónica, de 14. De hecho, su idea era anunciar la ruptura después del verano, aunque finalmente la confirmación ha llegado antes de lo previsto.

«Es una noticia antigua, estamos bien, de verdad», ratificaba la propia Patricia.

Muestra de esta buena sintonía es que acudían juntos a supervisar la mudanza del que ha sido su domicilio conyugal, un momento en el que Ramonchu, como le conocen generaciones enteras, aprovechaba para explicar que siguen teniendo una «buenísima» relación.

«No separamos de mutuo acuerdo hace unos meses y ya tenemos sentencia firme de divorcio, ha aclarado el vasco, precisando que en la rúbrica «no hubo problemas económicos de ningún tipo». Y, aunque la pareja artística de ana obregón ANA OBREGÓN ha pedido respeto, apelando a la discreción que ha marcado su matrimonio, ha querido insistir en que no se trata de una crisis de pareja pasajera, ya que ha sido una decisión «meditada». De paso, ha aprovechado para desmentir que haya terceras personas. «Lo único que ha habido es un desgaste», ha reconocido admitiendo que, a pesar del cariño que sigue existiendo, el divorcio ha sido «duro y doloroso», ya que ha supuesto poner fin al proyecto de vida que iniciaron. «Pero, dicho esto, hemos creído que era la mejor opción», ha añadido.

Una de las primeras decisiones que la expareja ha tomado ha sido poner a la venta la casa familiar de Pozuelo de Alarcón. De momento ha sido el presentador el que se ha trasladado a un piso cercano, un cambio en el que la propia, Cerezo le está ayudando en el traslado de enseres. Hasta que se produzca la venta, Patricia y sus hijas permanecerán en chalet, aunque su idea es trasladarse a otro inmueble cercano al de su ex para que el proceso sea lo más llevadero posible para sus dos hijas, quienes «han entendido la decisión de sus padres» y los verán compartiendo su vida con ellas y «celebrando lo que haya que celebrar», ha revelado el bilbaíno.

Ramón García y Patricia Cerezo: QUERIDOS Y RESPETADOS


Durante este casi cuarto de siglo, el locutor y Patricia Cerezo han sido una de las parejas más queridas y respetadas por la prensa.

Se conocieron en los pasillos de TVE cuando ella era azafata de un programa y él ya triunfaba en la pequeña pantalla. El flechazo fue inmediato y lo que empezó como una buena amistad se cimentó en boda. Pese a que formaban parte de una de las pandillas más exclusivas de nuestro país, la expareja era muy discreta y juntos formaban el tándem perfecto.

Aunque Patricia estudió Periodismo, no llegó a ejercer, y con su carácter sencillo y familiar se convirtió en el mejor apoyo de esta leyenda de la tele en sus años de mayor éxito.

Él siempre ha dicho que el secreto de su matrimonio era disfrutar de los buenos momentos y superar los malos, como el aborto que sufrió Cerezo en 2000.

«La familia es lo más bonito que hemos formado Patricia y yo. Por eso, no puedo más que dar gracias a la vida», ha comentado en alguna ocasión.

Unas palabras que en momentos como este dejan claro cuál va a seguir siendo su prioridad en el futuro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: