Rafael Amargo y Blanca Romero arreglan sus diferencias

La asturiana ha aclarado que no abandonó la obra de teatro “Yerma” que protagoniza el bailarín, porque este fuera detenido, sino porque ha tenido “un problema con las fechas”.

Después de que Rafael Amargo (45) fuera detenido acusado de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal y de que el estreno de su obra ‘Yerma’ fuera aplazado, el nombre de Blanca Romero (44) copó todos los titulares tras conocerse que había abandonado el montaje teatral. De hecho, no participé en las primeras representaciones, pese a que era una de las actrices principales. Y, aunque el motivo de su ausencia se desconocía, un mensaje en sus redes hizo saltar las alarmas.

"La sociedad humana esté mal tanto por las fechorías de los malos como por el silencio cómplice de los buenos", escribía la asturiana, una frase en la que muchos vieron la razón de su supuesto abandono. Clic para tuitear

Ahora, la propia actriz ha salido al paso de las especulaciones acudiendo a ver a sus compañeros al Teatro La Latina de Madrid, que abandonó asegurando que la obra estaba “genial” y explicando que su ausencia se debía a “un problema de fechas” debido a las Navidades y a sus compromisos familiares. Además de posar con Rafael para demostrar su buena relación, Blanca manifestó que su deseo era incorporarse a la obra lo antes posible

“Cuando sea el día yo lo avisaré para que no haya estas confusiones, pero ojalé que se pueda”.

RAFAEL AMARGO: ESPERANDO EL JUICIO

De esta manera se zanjaba lo que la asturiana ha calificado de “tonterías” y ahora solo cabe esperar su estreno en el montaje. Mientras, la investigación del bailarín continua; esta a la espera del juicio y la Fiscalía ha pedido su ingreso inmediato en prisión y ha apelado a la Audiencia Provincial la decisión del juez de dejarle en libertad provisional.

UN FUTURO EN EL BANQUILLO

Tal y como determinó el juez, Rafael tiene que acudir cada 15 días a firmar a los juzgados y tiene por delante varios meses hasta que se celebre el juicio. La Fiscalía ha pedido su ingreso en prisión y su abogado apunta a que las grabaciones en las que se sostiene la acusación podrían ser nulas. En ellas, y según la policía, el granadino decía que movía la metanfetamina “de diez en diez” gramos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: